28 de marzo de 2017 01:22 AM
Imprimir

El maíz no cumplió con las expectativas por la falta de lluvias

La sequía condicionó el desarrollo de las plantas en nuestro distrito.
Mientras se espera que este año la producción maicera alcance un récord que le permita al país atender la demanda exportadora, en nuestro distrito la falta de lluvia perjudicó al maíz.
Los productores se vieron perjudicados en el distrito, especialmente en la zona de Energía, por la sequía registrada en enero y febrero.
Aunque este último mes se produjeron más precipitaciones, enero fue uno de los más secos de los últimos 50 años, lo que impactó directamente en la producción de maíz y también de girasol.
Si bien los resultados no fueron desastrozos, los rindes quedaron muy lejos de colmar las expectativas de los productores.
La sequía condicionó el desarrollo de la planta. En la región, el último semestre del año pasado fue el más seco de los últimos 50 años.
Por tal motivo, el maíz tuvo desarrollo, pero no hubo humedad en el suelo, porque no llovió y la planta recibió agua de la napa, por lo que se espera que la cosecha va a estar muy lejos de alcanzar algún récord.
La situación es completamente distinta a la registrada en distritos vecinos, como General Alvarado y General Pueyrredón, donde llovió más.
El factor clima tendrá un fuerte impacto en la economía regional, ya que este año si bien hubo un incremento del área sembrada de girasol la sequía bajó notablemente las expectativas de los productores. En campos costeros se esperaban rindes de 3.200 a 3.500 kilos, pero apenas llegará a los 2.500.
Esto se debe a que en enero no llovió nada y si bien en febrero hubo más precipitaciones, se registraron temperaturas más frescas, lo que hizo que no fuera un período de desarrollo normal para el maíz.
Para la estadística
De acuerdo a datos del INTA, el cultivo de maíz en el distrito ocupa históricamente una superficie que ronda las  15.000 hectáreas.
El cultivo a nivel país en la presente campaña ha generado un incremento de área  del 23 % respecto a la anterior, según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.
Pero, las apreciaciones preliminares de área sembrada de la oficina  regional de estadísticas agrícolas del Minagro para el Partido de Necochea prevén una disminución de área cultivada del 14% respecto al año anterior, esto debido principalmente a la ausencia de óptimas condiciones de siembra en las fechas optimas que relegaron la intención de siembra, situación que fue extensiva  al resto de los cultivos de verano en la zona como la soja y el girasol
El ingeniero Luis Lanzavecchia señaló que “el normal crecimiento y desarrollo del mismo, se halla íntimamente relacionado a una buena disponibilidad hídrica aportada por lluvias oportunas y consiguientes recargas de humedad de suelo y una óptima radiación, manejando las fechas de siembra optimas se brindan estas  condiciones adecuadas en la etapa de floración y formación de grano para poder expresar  el mayor potencial de rinde que ofrece el cultivo en nuestra región”.
En nuestro distrito la presente campaña se  vio influenciada por situaciones adversas en lo climático, con un largo periodo de ausencia de lluvias durante el mes clave para el maíz que es el mes de enero, ocurriendo una precipitación cercana a los 30 mm recién el último día, sumado a altos registros térmicos que hacen presumir una disminución en los rendimientos que los diversos cultivos pueden lograr a nivel de lote.
Aquellos ambientes con suelos menos profundos y menor capacidad de reserva de humedad, que se corresponden a áreas más continentales del partido, la expectativa de rinde será menor.
Contrariamente en los suelos de mayor reserva hídrica y ambientes de temperaturas moderadas, ubicados mayormente en la zona costera típicamente maicera de alto potencial de rinde, las perspectivas del cultivo son mayores pero por debajo de los rindes históricos.
Podría alcanzar un récord
º Sequía
Mientras se espera que en el país la producción del maíz pueda alcanzar un récord, en nuestro distrito la falta de lluvia perjudicó a ese grano. Los productores se vieron perjudicados en el distrito, especialmente en la zona de Energía, por la sequía registrada en enero y febrero, aunque en este último mes se produjeron más precipitaciones. Enero fue uno de los más secos de los últimos 50 años
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ecos Diarios - Necochea

Publicidad