28 de marzo de 2017 06:28 AM
Imprimir

Langostino: alertan por pérdida de calidad en operatorias extensas

Un estudio destaca las variaciones de calidad de la materia prima con el paso del tiempo y la consecuente pérdida económica que esto trae aparejado. Afirman que una operatoria con menor carga horaria de los fresqueros, permite menor esfuerzo pesquero y mayor cuidado del recurso.

Tal como anticipara REVISTA PUERTO, la Secretaría de Pesca de Chubut desarrolló un estudio técnico sobre la calidad del langostino ‘del fresco’, con el objetivo de demostrar las consecuencias negativas que produce la flota fresquera de altura, con la actual amplitud horaria de 96 horas que dispone para la operatoria en zona de pesca.

Un informe preliminar da cuenta de que “la mitad que se descarga se descarta por melanosis” y ello impacta en toda la cadena comercial con un notorio menor rendimiento económico.

Se trata de un trabajo que apunta a alertar a las autoridades nacionales sobre la pérdida de divisas que sufrirá el país, de aplicar decisiones políticas erróneas en el manejo del recurso, y cuando se redacten las conclusiones finales, Chubut solicitaría una serie de medidas concretas de manejo ante el Consejo Federal Pesquero.

Según pudo saber este medio, el secretario de Pesca, Adrián Awstin, requirió al equipo técnico de la Subsecretaría de Pesca, a cargo de la licenciada Paola Ciccarone, llevar adelante un estudio de calidad del ‘langostino fresco’, con el objetivo de determinar las variaciones de calidad de la materia prima con el paso del tiempo y la consecuente pérdida económica que esto trae aparejado ya que un voluminoso porcentaje termina desechándose.

 


Proteger el recurso
El estudio en cuestión se desarrolló en las instalaciones de la planta de procesamiento de Pesquera Veraz S.A, ubicada en la ciudad de Rawson; y contó con la colaboración de los técnicos de la empresa. El análisis destaca como recomendación que “una operatoria con menor carga horaria, permite un menor esfuerzo pesquero y un mayor cuidado de los recursos marinos”.

Si bien hasta el momento se avanzó en un informe preliminar, los resultados finales serán de gran importancia para la toma de decisiones en materia pesquera, sobre todo a la hora de proteger y poner en valor los recursos naturales del caladero provincial y del nacional.

Desde la cartera de Pesca de Chubut afirman que “estamos trabajando en conjunto con el Gobierno Nacional y todo el sector pesquero para lograr, en conjunto, beneficios para el país; con este trabajo estamos mostrando que la merma de calidad del langostino con el transcurso del tiempo hace perder al país muchos millones de dólares. Los datos obtenidos revisten gran jerarquía a la hora de proteger y poner en valor los recursos pesqueros del país frente a las costas de Chubut”.

 


Colorados operando 96 horas
De acuerdo al informe inicial, el langostino una vez extraído del mar, dentro de la bodega del barco, pierde calidad con el transcurso de las horas, pues cuando un barco fresquero permanece cuatro días continuos en la zona de pesca, a lo que debe adicionarse el tiempo de navegación para arribar a ella, “esto sin dudas es una mala decisión que hace perder al país mucho dinero”, sostienen, porque el langostino desembarcado no sirve para hacer un producto “entero”. En cambio, “un buque pesquero que opera durante 48 horas como máximo, trae a tierra langostinos de calidad, que se aprovechan en su totalidad permitiendo una mayor recaudación económica”, ya que el producto final es de mayor calidad y consecuentemente de mayor rentabilidad.

“De esta manera -consideran los especialistas- los buques pesqueros autorizados para operar durante 96 horas, llegan a las plantas con una materia prima de regular o mala calidad, deteriorada, con lo cual gran parte de lo obtenido es exportado en bloque sin cabeza. La modalidad en bloque sin cabeza denominada “colita” es generadora de mano de obra en otros países que la reprocesan haciendo el pelado, devenado y empanado para luego reexportar este producto a otros destinos”, se indica entre las primeras conclusiones.

 


Altera la cadena de valor
“El langostino ‘entero’ que puede pesar 100 gramos por unidad se puede exportar a u$s 8 el kilo y al mismo langostino, si se le quita la cabeza –o sea ‘cola’, que pierde la mitad de su peso, aproximadamente 50 gramos–, se lo exporta a menos de u$s 6 el kilo”, indican desde la Secretaría de Pesca de Chubut al tiempo de mencionarse que como consecuencia de esa situación “el país pierde millones de dólares en divisas y toda la cadena de valor sufre un impacto negativo de casi el 60 por ciento de lo que podría obtener si se aplicaran medidas correctivas”, deslizaron.

Sobre la base de las más de 170 mil toneladas de langostino que se pescaron en 2016, “se podría cuantificar la diferencia en divisas que significa para el país, entre un buen y un mal manejo de este preciado recurso”, alegan.

 


Políticas de manejo
Por su parte, en el trabajo se hace hincapié en la relevancia de los datos obtenidos. “Se trata de información fundamental para encaminar los esfuerzos hacia un desarrollo óptimo de la calidad de los recursos que se obtienen en las operatorias de nuestra flota” y agrega que “también son esenciales a la hora de tomar decisiones que prioricen la protección de nuestros recursos marítimos”.

Y en ese marco, desde la Provincia plantean como objetivos de las políticas de manejo “ofrecer productos con alto valor agregado, que permitan distinguir a Chubut en el mundo, pero a la vez que nuestras aguas ofrezcan abundancia de recursos, fines perseguidos tanto por el sector público como por el privado“.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista Puerto

Publicidad