29 de marzo de 2017 00:15 AM
Imprimir

La crisis de SanCor ya llegó a las góndolas: faltan quesos y yogures, mientras la empresa opera al 25% de su capacidad

Desde comercios aseguran que en el último mes se "cortó" la entrega de quesos y que hay desabastecimiento de postres y yogures. Cadenas y minoristas aumentaron la demanda de competidoras, como La Serenísima y Verónica. Las firmas "peso pesado" interesadas en quedarse con la compañía ,

El crítico momento financiero que enfrenta SanCor ya se hace sentir en el extremo final de su cadena productiva.

Mientras los socios que integran la unión de cooperativas deciden el destino de la marca -a través de asambleas que se llevarán a cabo en estos días-, la mayoría de los productos que elabora la firma ya escasea en las góndolas de los almacenes, autoservicios de barrio e hipermercados.

Si bien estos faltantes comenzaron a hacerse visibles a principios de año, fuentes del sector supermercadista confirmaron a iProfesional que este desabastecimiento se agudizó este mes.

Manteca, yogures, distintas variedades de quesos y postres pasaron a ser artículos difíciles de ubicar en las heladeras de los comercios. En menor medida, ocurre con la leche.

Desde organizaciones como la cámara que reúne a los mini mercados chinos aseguraron a este medio que la reposición de las diferentes líneas ahora se lleva a cabo una vez por semana mientras que, hasta fines de enero, los vendedores recorrían los comercios en forma diaria.

En torno a los hipermercados, no faltan las voces que advierten que SanCor “cortó la entrega de la mayoría de sus quesos”.

Por Salut, Cremosísimo, las distintas variedades de la línea “Corazón de Horma”, además del queso Azul, son algunos de los productos que dejó de proveer a los establecimientos, sobre todo en Capital Federal.

“Este mes es un desastre, apenas puede abastecer algunas sucursales de hipermercados y locales de proximidad”, señalaron a iProfesional fuentes vinculadas con una cadena de supermercados de alcance nacional.

“En enero, SanCor advertía sobre complicaciones derivadas del alza de costos de las materias primas. En febrero argumentó que les habían subido los gastos de logística, lo que complicaba aun más las entregas. Ahora directamente no atienden los teléfonos ante los reclamos”, completaron.

Desde Cedeapsa, la principal entidad que concentra a los comerciantes chinos, su titular, Yolanda Durán, coincidió con estas expresiones. En diálogo con iProfesional, sostuvo que desde la unión de cooperativas le informaron que las complicaciones financieras “impiden el normal abastecimiento de los puntos de venta”.

“Los faltantes que más se sienten son el de las mantecas y los quesos, aunque también es muy fuerte en yogures. En cuestión de semanas, SanCor dejó de atender a la mayoría de nuestros comercios de proximidad”, indicó.

Además, destacó que “a los pocos a los que se les entrega mercadería, prácticamente la reciben de a cuentagotas”, y que “desde la firma ya avisaron que la situación se pondrá peor”.

A raíz de estos inconvenientes, Durán comentó que los supermercados chinos comenzaron a derivar sus pedidos a La Serenísima y a otras competidoras.

Según la representante, Verónica e Ilolay son las dos empresas que, semana a semana, van quedándose con el espacio en las heladeras que viene resignando la unión de cooperativas.

“Los clientes ya se están acostumbrando a comprar otras marcas. Hay productos que directamente desaparecieron. Un ejemplo es el queso Por Salut. Los yogures con cereales también dejaron de llegar”, afirmó Durán.

En el caso de la leche, señaló que la entrega ahora se realiza una vez a la semana cuando antes el reparto era diario.

Desde la Secretaria de Comercio revelaron que las dificultades para proveer a los comercios llegaron a tal punto que varios supermercados le solicitaron que deje de promocionar los productos SanCor incluidos en el programa de “Precios Cuidados”.

“Conocemos los números de nuestros asociados. Entre los supermercados se estima que el abastecimiento que hoy asegura la empresa alcanza, en el mejor de los casos, al 20% del que debería ser”, aseguró Durán.

En su visión, los faltantes van a ser suplidos por otras lácteas. “Esa es la decisión que estamos tomando”, concluyó.

Negociación en apuros
Las agudas complicaciones financieras generaron un profundo deterioro en la performance operativa de SanCor.

Por lo pronto, ya hay cuatro plantas paradas mientras que las ocho restantes trabajan al 25% de su capacidad. Este nivel de inactividad fue confirmado a iProfesional por voceros de Atilra.

Fuentes del sindicato precisaron que las instalaciones todavía activas “están procesando un mínimo de leche” y que, en la mayoría de los casos, “las máquinas están en estado de mantenimiento ante la eventual venta”, expresaron.

“A la mayoría de los empleados apenas se le está pagando el 45% de sus haberes. La empresa promueve un plan de retiros voluntarios y adelantó las jubilaciones de muchos dependientes”, dijo a este medio un referente del gremio.

Las plantas están sin leche la mayoría de los días y eso explica el actual nivel de inactividad.

Desde SanCor, sus directivos argumentan que se está llevando a cabo una reestructuración. En este sentido, hasta los gremios avalan la venta de la láctea con la esperanza de que la situación laboral mejore.

Sin embargo, nada asegura que esto vaya a ocurrir pronto. “Para poder llevarse a cabo, la cooperativa debe transformarse en sociedad anónima”, agregó la fuente consultada.

Los cooperativistas que conforman SanCor entienden que un pase de manos de este tipo es el único camino que puede conducir a una mejoría respecto del contexto actual.

De no ocurrir, dan por descontado que la láctea irá derecho a la quiebra. En las asambleas de socios que se vienen celebrando hay plena conciencia de que el margen de maniobra se reduce cada día que pasa.

Por lo pronto, Lactalis, el mayor grupo lácteo mundial, sigue a la cabeza de los interesados en adquirir sus activos.

Esta firma, de origen francés, fundada en 1933, factura unos 17.000 millones de euros. Maneja cerca de 220 plantas industriales en más de 40 países e integran su portafolio etiquetas como Parmalat, Lactel, Bridel y Celia, entre otras.

En simultáneo, desde Atilra indicaron que el gigante neozelandés Fonterra hizo algunos contactos con directivos de SanCor.

Esta compañía tiene ingresos por u$s15.000 millones anuales, exporta a unos 140 territorios y tiene presencia en la región. En Chile, por ejemplo, posee casi el 100% de las acciones de Soprole, que es líder en el rubro.

Tal como diera cuenta iProfesional, detrás de Lactalis y Fonterra se ubica Coca Cola, que ya intentó quedarse con la láctea en más de una oportunidad.

“El gremio está de acuerdo con la venta, ya que sería la única manera de sostener los puestos de trabajo. Está inmersa en tal revuelo financiero que ni siquiera está haciendo los aportes al sindicato”, precisó un vocero.

Amparos, cierres de plantas y tratativas
En este marco, diputados santafesinos y cordobeses se reunirán en Santa Fe para analizar la “grave crisis que atraviesa la Cooperativa Argentina de Productores Lecheros SanCor”.

En ese encuentro, buscarán acordar y adoptar “medidas para proteger las fuentes laborales amenazadas”. Convocado por el presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe -el socialista Antonio Bonfatti- se realizará en la Legislatura provincial.

Contempla como tema central “resguardar el empleo y la actividad de todas las plantas de producción” en las distintas ciudades.

Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, afirmó que la crisis viene siendo motivo de “gran preocupación”, tanto en su provincia como en Córdoba.

Hizo referencia al posible cierre de la fábrica ubicada en la localidad santafesina de Centeno, donde se producen quesos. Y expresó que se está en la búsqueda de posibles compradores.

“Hay una gran preocupación en Santa Fe y en también en Córdoba. En particular, de productores lácteos, tamberos y trabajadores”, insistió.

Por su parte, los trabajadores de la planta de Coronel Charlone (localidad del distrito de General Villegas), presentaron un recurso de amparo para evitar la paralización y el cierre de esta fábrica especializada en la elaboración del queso azul.

Reclaman que se obligue a la firma a “no interrumpir las actividades industriales y comerciales en dicho establecimiento y a mantenerlo operativo”.

Mientras las negociaciones y los pronunciamientos políticos están a la orden del día, el derrumbe de un emblema del cooperativismo nacional se hace cada vez más visible en las góndolas.

El freno productivo y el desabastecimiento de los comercios agregan un condimento extra a una película que mantiene en suspenso a miles de damnificados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: iProfesional

Publicidad