30 de marzo de 2017 10:06 AM
Imprimir

Carne débil : Brasil y el síndrome de la casa de cristal

El escándalo de la carne en Brasil es un asunto muy importante, y además tiene consecuencias globales.

En esencia, presuntamente algunas empresas empacadoras de carne (mataderos) en Brasil han sobornado a algunos inspectores de sanidad alimenticia para que aprobaran ventas a empresas tanto nacionales como extranjeras.

Las mismas acusaciones han dado a conocer detalles de carne con mal olor y expirada que fue mejorada mediante el uso de químicos y productos más baratos como agua y harina de mandioca.

El escándalo tiene grandes consecuencias para China, un enorme mercado para la carne de pollo, res y cerdo de Brasil, y que ha prohibido la entrada de todos estos productos. La Unión Europea, E.U., Canadá y otros países también han puesto en marcha varias formas de control de las importaciones.

La asociación de comercialización de carne de res, cerdo y pollo advirtió que el escándalo podría tener un enorme efecto en los empleos y la economía debido a que las exportaciones del sector representan el 15% de las exportaciones totales. Las exportaciones totales de carne de Brasil constituyen alrededor de 13 000 millones de dólares al año.

“No arrojen piedras si viven en una Casa de Cristal”, es nuestro dicho cuando uno se encuentra en una posición exportadora como la de U.E. y Norteamérica en la industria porcina; unas pocas personas sin escrúpulos, como en Brasil, pueden poner en peligro a la industria de la carne global. La falta de acceso al mercado es un gran riesgo para todos. La parte más triste es que debido a estas personas sin escrúpulos, los porcicultores independientes de Brasil están en peligro financiero.

No estamos seguros de lo que está pasando, pero si el producto no puede ser vendido debido a las prohibiciones, el ganado bovino puede retenerse, ya que no necesita ser sacrificado de manera inmediata. ¿Y en el caso del pollo y del cerdo? Pocos sistemas tienen la habilidad de retener su inventario durante mucho tiempo. Las cosas pueden tener repercusiones rápidamente. Si las prohibiciones permanecen durante mucho tiempo, se podría provocar un desastre de vastas proporciones.

Si las prohibiciones suspenden las exportaciones de Brasil durante mucho tiempo, creemos que los precios de la carne en el mundo aumentarán. Brasil es el mayor exportador de carne de pollo y res, y uno de los principales exportadores de la carne de cerdo.

Cita – “Todos vivimos en casas de cristal y nadie tiene las ventanas limpias”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Sitio Porcino

Publicidad