30 de marzo de 2017 00:09 AM
Imprimir

Empresas de China, Australia y Nueva Zelanda se asocian en seguridad alimentaria

El gigante chino de comercio electrónico, Alibaba, la consultora PwC y el conglomerado neozelandés de lácteos, Fonterra, se han unido para desarrollar un sistema que rastreará la cadena global de suministro de los productos alimenticios, anunció PwC China. De acuerdo con un memorando de entendimiento firmado anteriormente, las compañías trabajarán juntas para desarrollar una solución […]

El gigante chino de comercio electrónico, Alibaba, la consultora PwC y el conglomerado neozelandés de lácteos, Fonterra, se han unido para desarrollar un sistema que rastreará la cadena global de suministro de los productos alimenticios, anunció PwC China.

De acuerdo con un memorando de entendimiento firmado anteriormente, las compañías trabajarán juntas para desarrollar una solución que rastree la cadena de suministro desde el corral hasta el plato.

Blockchain, una base de datos distribuida que mantiene una lista cada vez mayor de registros ordenados, que no pueden ser alterados retroactivamente una vez registrados, encaja a la perfección para tranquilizar a los clientes sobre la calidad de los productos alimenticios y generar un ambiente más transparente sobre el movimiento de los envíos.

Alibaba apuntó que el objetivo de la asociación sería establecer un sistema que sirva de guía para la elaboración de los estándares de la calidad y la seguridad de los alimentos y mejore la práctica e integridad en el sector de la alimentación.

Durante el periodo de pruebas, el sistema se utilizará para rastrear las importaciones chinas de Australia y Nueva Zelanda, con el objetivo de extenderlo a todos los mercados en línea del Grupo Alibaba.

Australia Post, la compañía de salud australiana Blackmores y New Zealand Post también son partes del memorando

Los acuerdos de libre comercio entre China y Australia y entre China y Nueva Zelanda han ayudado a traer productos alimenticios desde ambos países, como la langosta, los vinos, las cerezas o los productos lácteos, al mercado chino.

“Los consumidores chinos exigen cada vez más productos seguros y de alta calidad”, manifestó Christina Zhu, presidenta de Fonterra para Gran China, quien añadió que “con las políticas comerciales cada vez más abiertas de China, a las empresas se les ofrecen mejores oportunidades para crecer y expandirse en este país”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad