1 de abril de 2017 10:02 AM
Imprimir

Utilización de radiación infrarroja lejana, para el agro y la industria

La producción artificial de estos rayos de onda larga permiten calefaccionar hogares, criaderos, edificios, etc. También deshidratar frutas, hortalizas y hasta alfalfa, entre otros usos.

Dialogamos con representantes de la empresa española que reproduce el infrarrojo lejano y está interesada en trabajar en Argentina. Carlos Carrasco, socio director de Ir Confort visitó el país para difundir las diversas líneas de acción y los distintos usos que proporciona esta novedosa tecnología.
Expresó a Suplemento Verde que Ir Confort es una empresa de alta tecnología que nace en España hace aproximadamente unos 10 años, de los cuales ha dedicado prácticamente la mitad de su existencia a la investigación y el desarrollo de sistemas de generación de calor por infrarrojo lejano.
Le consultamos cómo trabajan esos rayos, a lo que respondió: El infrarrojo es un tipo de radiación electromagnética y térmica, de mayor longitud de onda que la luz visible. Puntualmente lo que logró la empresa con base en Sevilla, es producir de manera artificial y controlada el infrarrojo de onda larga.
Indicó que el infrarrojo de onda larga o infrarrojo lejano es parte del espectro electromagnético que viene del sol, es un calor natural que lo utilizan los seres vivos, por ejemplo las plantas para obtener la energía necesaria para hacer la fotosíntesis.
Respecto de la utilización, dijo que han desarrollo 3 líneas de acción que denominan Hábitat, Agro e Industria. El uso más popular en la actualidad es la calefacción doméstica y la utilización en la agroindustria. Con los emisores de infrarrojo lejanos desarrollamos equipos para deshidratar todo tipo de alimentos, incluso alfalfa y para secar granos, también para calentar los lechones de las parideras de cerdos, y los pollos en las granjas avícolas durante la etapa que necesitan calefacción y muchos otros usos, como son equipos de proceso de ajo negro, equipos para secar todo tipo de hierbas, mate, té, etcétera.
Sobre la línea Hábitat, expresó que fabrican emisores de infrarrojo que pueden tener forma plana, o forma curva, que incluso pueden tener distintos colores. Esos emisores, normalmente se ponen en la parte alta, en el techo de las habitaciones, desde ahí se calefacciona toda la sala. Hay además un modelo de placa bajo mesa que se ponen debajo de los escritorios o debajo de las mesas para que las personas que están sentadas en esas mesas tengas sus extremidades inferiores a una muy cómoda temperatura.
Y cuál es la diferencia con los sistemas convencionales de calefacción? Los sistemas tradicionales calientan por convección, sea cual sea la fuente energética que utilicen, gas, petróleo, leña, la que sea, calientan el aire, y una vez que se calienta el aire los objetos que están en contacto con ese aire, recogen calor. El infrarrojo lejano calienta directamente los objetos, con lo cual la pérdida energética que se produce por calentar el aire nosotros no la tenemos. Se calienta directamente el objeto y se hace penetrando el cuerpo del objeto. El infrarrojo de una forma natural penetra el cuerpo y hay un ejemplo que es muy sencillo: Un día de invierno en cualquier ciudad si hay sol aunque haga frío usted sale a la calle y si se pone al sol, al reparo del viento está a gusto, incluso si lleva un abrigo te empieza a molestar. Pues eso es porque usted está recibiendo infrarrojo lejano que viene del sol.
Estuvieron presentes, Alejandro Moreno, Secretario Política Económica del Ministerio de Producción; José Borrás, Director de Innovación y Desarrollo Productivo; Federico García Gutiérrez y Roberto Cano, del INTI; y los agroindustriales Carlos Maradona, Alejandra Vera, Enrique Meló, Gerardo Más, y Rolando Majuelos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario de Cuyo

Publicidad