1 de abril de 2017 10:34 AM
Imprimir

Continúan las inversiones en el sector de la pasa de uva

Si bien hay un 40% menos por las últimas heladas, los empresarios no detienen sus proyectos de mejora continua de la actividad. Parrales y tecnología de procesamiento son las apuestas.

Los empresarios paseros sanjuaninos no se detienen en su afán de mejorar. Los principales tópicos en este sentido están puestos en reducir costos de producción de los racimos, del secado natural y del procesamiento y embalaje final.
Si bien se ha transitado ya un largo camino en este sentido, aún queda mucho por mejorar. Pero lo importante es que a pesar de las dificultades climáticas y macroeconómicas del momento, continúan invirtiendo.
Para ejemplificar esta afirmación, Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO visitó la nueva planta de procesamiento de la familia de Enrique Meló.
“Cuenta con 1.400 metros cuadrados cubiertos y con una línea de procesamiento de pasas -de unos 50 metros de largo- desarrollada en Argentina por Industrias Albión, con una capacidad de trabajo de 5.000 kilogramos de pasa por hora”, señaló Guillermo Meló durante la gira.
Destacó: “Aquí se llevará a cabo la parte sucia del proceso, es decir, el despalillado y calibrado de la materia prima básicamente”.
“En la planta tradicional además se termina el proceso con el lavado, selección y empaque de la uva secada naturalmente al sol de San Juan. En ella hoy estamos procesando unos 2.500 kilogramos hora, a fin de dejar la mercadería lista para comercializar en el exterior”, indicó.
Sobre los tipos de fraccionamiento, consignó: “estamos fraccionando en cajas de 10 kilogramos y treinta libras -13,68 kilogramos- y también a pedido del cliente. Algunos compradores nos han solicitado, por ejemplo, fraccionarlo a 5 kilogramos u otros volúmenes. Por ende, es importante adaptarse a cada pedido, cada cliente y cada mercado”.

En la finca 

La visita incluyó además un recorrida por los parrales. En cuanto a la producción de la materia prima, Guillermo Meló indicó que “actualmente procesan su propia materia prima, con unas tres fincas donde cultivan unas 200 hectáreas de uvas para pasa distribuidas en los departamentos 9 de julio y 25 de mayo”.
Comentó: “las variedades elegidas son las uvas Flame, Fiesta, Sultanina y Arizul, aportando cada una el 25% de la producción disponible”.
Desde hace tres años trabajan en 25 de Mayo, la construcción de unas 30 hectáreas de parrales preparados para el secado de racimos en el mismo. Tecnología conocida como DOV -Dry on vine-.

Cosechadora 

Conforme a modelos vistos por Enrique Meló hijo junto a otros empresarios en EEUU, trabajaron dos años junto a la metalmecánica Bustinza de Cañada de Gomez, provincia de Santa Fe, en el diseño y desarrollo de la nueva máquina desde abril del 2014.
Es la tercer cosecha en la que experimentan con la misma, estudiando el punto óptimo de cosecha. Tiene un motor a explosión diesel de tres cilindros, un tren de tres bombas hidráulicas que mueven la cinta transportadora, golpeo de cosecha y la turbina expulsora de palos y hojas con un sistema de descarga automática de bines.
La máquina permitirá trabajar en dos turnos y se pueden cosechar entre 5 y 6 hectáreas por día con tres operarios. Manualmente se necesitan unos 60 operarios se puede cosechar unas 2,5 a 3 hectáreas en un turno de 8 horas.
Cabe citar que en Industrias Meló participa toda la familia de Enrique Meló y su esposa María Isabel y sus hijos Enrique, Carlos, Fabián, Guillermo y Marisel a quienes se suma ya la cuarta generación, a través de Gonzalo.

Buena calidad 

También la familia del empresario exportador Jorge Turcato de la empresa Cavabianca apuesta a mejorar, inversiones mediante, su actividad productiva y el agregado de valor total en San Juan.
“La idea es sumar siempre calidad y valor a la producción local”, indicó Luciana Turcato ejemplificando al respecto: “hemos instalado recientemente una seleccionadora de rayos X, con el fin de garantizar la inocuidad de nuestros alimentos”.
“Aspiramos pronto también poder fraccionar en sachet -bolsa hermética o saco-” indicó la exportadora agregando: “paralelamente estamos trabajando en la formulación de nuevos proyectos, con colegas empresarios de otros rubros alimenticios, a fin de sumarnos a las ventas alimentos funcionales como las granolas”.

Agregar valor 

Por su parte el doctor Alberto Cassab de la firma Cassab Ahún, indicó que “este año hay muy buena calidad de pasa y su sanidad es excelente. Puede ser que la lluvia de esta última semana haya afectado parte de las variedades de cosecha más tardía, como la 351”.
Para este exportador, “sin embargo, las heladas tardías de septiembre pasado estimamos se quedaron con un 40% de la producción. Los departamentos más afectados fueron 25 de Mayo y Cuacete. En Albardón hubo menores daños”.
Consultado por las nuevas apuestas empresariales del sector afirmó: “Todos los empresarios paseros estamos haciendo inversiones. Unos en tecnologías de procesamiento y otros en parrales con nuevos sistemas de conducción para abaratar costos”.
Este empresario destacó que “además de invertir hoy en tecnologías de selección para garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos como las seleccionadoras láser y rayos X sin las cuales ya no se puede exportar; debemos pensar siempre en certificar las normas exigidas en los mercados”.
“En mi caso, mi producción propia que suma el 10% de mis ventas externas está certificada orgánica proveniente de unos 120 hectáreas bajo seguimiento. El año pasado enviamos unos nueve contenedores a Alemania de pasa orgánica por unos 183 mil kilogramos”, afirmó Cassab agregando finalmente “para esta campaña esperamos enviar unos 6 a 7 contenedores -TEU- al mismo destino”.

Esfuerzo constante 

El sector pasero en esta época del año es muy cauto a la hora de opinar. No es para menos, considerando las fluctuantes condiciones de mercadeo internacional enfrentada por ellos en la última década.
Pero existe un denominador común: su constante apuesta, contra viento y marea, por mejorar su calidad y productividad, a fin de posicionar nuestra provincia en el mapa mundial de la pasa de uva.

“A futuro esperamos poder envasar en sachet. Ya contamos con seleccionadoras de rayos láser y X”.

Guillermo Meló – Agroindustrias Meló


 

“Los empresarios paseros no se detienen en su desafío de mejorar la calidad de su oferta exportable”.

Dr. Alberto Cassab – Cassab Ahún SRL


 

“Los mercados obligan a estar atentos a sus cambios y adaptarse rápidamente con el esfuerzo consecuente”.

Luciana Turcato – Cavabianca


 


“Los nuevos parrales de 25 de Mayo los estamos armando con la tecnología DOV”, indicó Guillermo Melo.

“Los nuevos parrales de 25 de Mayo los estamos armando con la tecnología DOV”, indicó Guillermo Melo.

Este año quedó poco stock de pasa y es muy pronto para hablar de precios. Los mercados está cauteloso.

La cosechadora diseñada en Santa Fe posibilita cosechar 2 a 3 hectáreas sólo con 3 operarios.

 

LOS NÚMEROS DE LA PASA 

40 % se estima la merma de producción de uva para pasa por heladas indicaron los productores.

43,6 
U$S millones de valor FOB se exportaron el años pasado según la cámara de Comercio Exterior.

26 millones de kilogramos fueron enviados al exterior en el 2016, es decir, un 2,5% menos que el 2015.

50 
% de los costos permite ahorra el Sistema DOV, principalmente en mano de obra, en todas sus etapas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario de Cuyo

Publicidad