1 de abril de 2017 00:55 AM
Imprimir

Indicación del origen de la carne: El Parlamento Europeo pide a la Comisión que modifique su Reglamento de ejecución

Carne no transformada de porcino, aves de corral, ovino y caprino.

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado la petición del Parlamento Europeo a la Comisión de que retire su ‘Reglamento de ejecución’ y elabore una versión revisada en la que se incluya un requisito obligatorio de etiquetado para el lugar de nacimiento y también los lugares de cría y sacrificio para la carne no transformada de porcino, aves de corral, ovino y caprino, de conformidad con la legislación vigente en materia de etiquetado del origen para la carne de vacuno.

El Parlamento Europeo cree que el Reglamento de ejecución actual de la Comisión excede de las competencias de ejecución previstas en el Reglamento (UE) no 1169/2011, y por lo tanto pide a la Comisión que suprima las excepciones contempladas para la carne picada y los recortes.

Las razones argumentadas son, entre otras, que considera que en el Reglamento 1169/2011 se establece que la indicación del país de origen será obligatoria cuando se trate de carne de los códigos de la nomenclatura combinada («NC») que se enumeran en el anexo XI de dicho Reglamento, que incluye la carne fresca, refrigerada o congelada de porcino, ovino, caprino y aves de corral. Además, en la votación del 16 de junio de 2010 sobre el Reglamento relativo a la información alimentaria facilitada al consumidor, el Parlamento mostró su apoyo al etiquetado del país de origen para el nacimiento, la cría y el sacrificio de la carne fresca, refrigerada y congelada.

Además, el Reglamento señala, en relación a la información alimentaria facilitada al consumidor, que la misma no debe inducir a error en lo que respecta a las características del alimento y, en particular, a su país de origen o lugar de procedencia.

Por otro lado, en su petición también se apoya en que la indicación del origen es obligatoria en la Unión para la carne de vacuno y los productos a base de carne de vacuno debido a la crisis de la encefalopatía espongiforme bovina, y el 1 de enero de 2002 entraron en vigor en la Unión las normas relativas al etiquetado de la carne de vacuno que incluyen todo lo referente a lugar de nacimiento, el lugar de cría y el lugar de sacrificio.

Por último, el Parlamente Europeo advierte que la aplicación de un etiquetado «UE» o «no UE» a la carne picada y los recortes carece prácticamente de sentido y podría sentar un precedente no deseado, especialmente con vistas a un futuro etiquetado de la indicación del país de origen para la carne utilizada como ingrediente; y que los requisitos en materia de etiquetado del origen para la carne de vacuno demuestran que se puede y se debe facilitar una indicación más precisa del origen de la carne picada y los recortes, a fin de garantizar la información de los consumidores y la trazabilidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad