3 de abril de 2017 02:34 AM
Imprimir

México logra la producción de electricidad con residuos de origen animal

Los desechos orgánicos de origen animal pueden generar contaminación así como problemas de sanidad, ya que comúnmente son tirados al drenaje, quemados al aire libre o enterrados. Ante estas circunstancias, y para mitigar el resultante cambio climático, la empresa mexicana Romase junto con científicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla desarrollaron un […]

Los desechos orgánicos de origen animal pueden generar contaminación así como problemas de sanidad, ya que comúnmente son tirados al drenaje, quemados al aire libre o enterrados. Ante estas circunstancias, y para mitigar el resultante cambio climático, la empresa mexicana Romase junto con científicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla desarrollaron un biodigestor que transforma las vísceras, pezuñas, pelajes, excremento y sangre en biogás, energía eléctrica y composta.

Los biodigestores implementados con base y paredes de cemento parecen una pirámide invertida y están enterrados en el suelo, comunicó Rolando Mayorga Serna, director de la empresa.

Además, indicó que el sistema cuenta con una geomembrana de alta densidad que mantiene la temperatura adecuada dentro del contenedor.

Los residuos se degradan mediante una bacteria o inóculo que, según el ejecutivo “es muy agresiva para deshacer rápida y eficazmente la materia y convertirla en biogás”.

“Para lograrlo se genera un proceso de recirculación, el cual consiste en someter a calentamiento la bacteria y posteriormente inyectarla en distintos puntos del biodigestor a través de un tipo de manguera para procesar así todos los desechos de manera homogénea”, señaló.

El biogás se genera después de cinco día de procesamiento de residuos cárnicos, pasando por medio de unos filtros de limpieza y posteriormente a un proceso de motogeneración de energía eléctrica.

La planta de tratamiento utiliza el turbogenerador para convertir gas a electricidad y cuenta con varios motores y bombas internas y externas. El equipo referido cuenta con sistema paneles solares para que sea autosuficiente y sustentable sin necesidad de utilizar energía de origen fósil.

Los digestores innovados, actualmente bajo proceso de patente, tienen una eficiencia de 85% para generar biogás y 15% para formar un tipo “lodo” extraído para producir composta orgánica, que después de 20 días está lista para usarse.

Romase es un caso de éxito del concurso para empresas verdes en México Cleantech Challenge, por lo que crea biodigestores según la necesidad de procesamiento de desechos. El equipo está actualmente implementado en dos plantas en empresas de cárnicos, una en Ciudad Serdán, municipio de Puebla, y otra en la Universidad de Tabasco.

“En los lugares en los que se implementó el sistema se han colocado medidores bidireccionales, ya que al generar energía, ésta va al medidor de la empresa y de ahí a la red de la Comisión Federal de Electricidad, ello representa un ahorro en el recibo de luz, ya que se crea nueva electricidad” subrayó el innovador.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Carnetec

Publicidad