5 de abril de 2017 00:36 AM
Imprimir

“Europa es el lugar más seguro en materia alimentaria”

según el experto Alfonso V. Carrascosa.

El experto en Seguridad Alimentaria del CSIC Alfonso V. Carrascosa, considera que Europa es “el lugar más seguro del mundo en materia alimentaria“.

“Los casos como el reciente de la carne adulterada en Brasil son noticia por su baja frecuencia. Además, estas adulteraciones no entrañan riesgo para la salud necesariamente. Lo que sí sucede es que generan grandes pérdidas económicas y, por eso mismo, se denuncian y se exigen responsabilidades”, ha precisado.

De esta forma se ha pronunciado con motivo de la II Lección Albareda, impulsada por la Cátedra Timac Agro-Universidad de Navarra, con el objetivo de acercar a los jóvenes investigadores a científicos de relieve en el plano nacional e internacional.

El autor de “Los microbios que comemos” ha explicado que el modo de evitar el consumo de alimentos en mal estado “es adquirirlos siempre en establecimientos controlados y homologados -que en nuestro país son todos-, cuidar la higiene en el hogar y respetar estrictamente las fechas de caducidad señaladas por los fabricantes”.

Sobre la posible mayor incidencia de alergias e intolerancias alimentarias, el especialista, según informa la Universidad de Navarra, ha señalado que siempre han existido, “pero ahora se diagnostican mejor”.

A eso ha agregado que “quienes los padecen pueden hacerles frente gracias, entre otras cosas, al gran nivel de la industria alimentaria española, capaz de preparar alimentos de calidad específicos para dietas especiales”.

El director del Grupo de Microbiología y Biocatálisis de los Alimentos del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación del CSIC es asimismo experto en Enología, y ha colaborado en proyectos sobre la utilización de levaduras enológicas seleccionadas y mejoradas para obtener vinos de calidad.

“Componentes como las manoproteínas o las paredes de la levadura pueden actuar como estabilizadores frente a la turbidez y la espumabilidad y lograr con ello una mejora en la calidad de los caldos”, ha indicado.

En relación con esa cuestión ha explicado que “se están desarrollando estrategias para la producción de vinos de bajo contenido alcohólico que mantengan sus atributos, lo que ampliaría muchísimo el mercado del vino”.

Asimismo, ha subrayado que las líneas de investigación que existen en España para hacer frente al cambio climático -con nuevas técnicas de cultivo o el uso de microbios para controlar la fermentación de los caldos- auguran al sector vitivinícola un futuro seguro a pesar de la incertidumbre del clima.

“Este fenómeno va avanzando, pero también lo hacen los numerosos proyectos de investigación que se desarrollan en centros de toda España”, como es el caso del grupo de vid y cambio climático de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.noticiasdenavarra.com

Publicidad