5 de abril de 2017 01:52 AM
Imprimir

Matrimonio chileno se beneficia con Plan Bovino más austral del mundo

A tres horas de navegación de Puerto Williams, en bahía Kanasaka, Región de Magallanes, vive el matrimonio formado por Eugenio Martínez (71) y Ester Aguilar (58). Son los únicos habitantes de la Isla Hoste, ubicada en medio de un enjambre de ínsulas deshabitadas, bañadas por el Canal Beagle y dominadas por un imponente y temido […]

A tres horas de navegación de Puerto Williams, en bahía Kanasaka, Región de Magallanes, vive el matrimonio formado por Eugenio Martínez (71) y Ester Aguilar (58). Son los únicos habitantes de la Isla Hoste, ubicada en medio de un enjambre de ínsulas deshabitadas, bañadas por el Canal Beagle y dominadas por un imponente y temido cordón montañoso.

La pareja hace soberanía en el territorio más austral del planeta a base de ganadería y una pequeña producción hortofrutícola destinada a su autoconsumo. Es un lugar de lluvias, nevazones copiosas y un viento oeste que sopla sin deferencia durante todo el año. Para trasladarse dependen de los viajes de la lancha “Tromba”, subsidiada por el Estado, que una vez al mes los conecta con el resto del mundo.

INDAP
INDAP

En el último viaje que esta nave tipo zodiac realizó desde la isla al continente, un grupo de profesionales del área agrícola, coordinados por el Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de INDAP Cabo de Hornos, se subieron a la “Tromba” para llegar a la isla en un inédito “Plan Bovino”.

Este último busca desparasitar, dar vitaminas y marcar con el Dispositivo de Identificación Oficial del SAG a 40 cabezas de ganado (bovinos) del matrimonio, priorizando a los terneros de temporada.

“Llevamos toda una vida acá y nunca habíamos tenido este apoyo. Estoy muy agradecido, porque nuestros animales van a estar mucho mejor en el crudo invierno que se avecina”, dijo Eugenio, que recibió un kit de insumos para reducir los riesgos sanitarios asociados a enfermedades parasitarias y fortalecer la condición de sus vacunos.

“Este Plan Bovino de INDAP y el SAG, que de seguro es el más austral del mundo, lo estamos aplicando desde Caleta Eugenia hasta Isla Hoste. En una primera etapa son 450 bovinos y en una segunda queremos abarcar al menos al 70% de los planteles de la provincia, cerca de 1.800 cabezas. En el futuro también esperamos potenciar la faena comercial de la carne”, explicó Sebastián Acosta, jefe técnico del Prodesal Cabo de Hornos.

INDAP
INDAP

El operativo continuó luego hacia Isla Navarino, donde José Triviño, otro ganadero beneficiado por el programa, cuya primera etapa culmina a fin de mes, destacó el trabajo y la coordinación. “Es algo que nunca se había hecho y me parece muy bien que exista este apoyo para todos los ganaderos, ya que somos principalmente personas de edad. Así nuestro trabajo se hace más fácil”, precisó.

En el desarrollo de esta iniciativa participan, además del SAG, la Municipalidad de Cabo de Hornos y la Gobernación de la Provincia Antártica, en una alianza estratégica gestada por el Prodesal Cabo de Hornos que busca involucrar a los productores en la responsabilidad del manejo ganadero y la constancia que deben tener en aspectos como la trazabilidad y manejo sanitario del plantel, con miras a cumplir sus aspiraciones de faenamiento comercial

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.biobiochile.cl

Publicidad