6 de abril de 2017 10:22 AM
Imprimir

El trigo, a la vanguardia: crecen molienda y exportaciones

Los embargues crecieron 23% y la producción de harinas, 17,5%. Buenos números para el girasol, pero malos para soja y maíz.

El empuje del trigo no se agota sólo en una campaña récord tanto a nivel nacional, con más de 18 millones de toneladas producidas; como en Córdoba, donde se superaron las cinco millones.

Según datos difundidos por el Ministerio de Agroindustria de la Nación y la Bolsa de Cereales provincial, la mejor cosecha de la historia se refleja también en un fuerte incremento tanto de las exportaciones como de la molienda del cereal.

 

Comercio exterior

De acuerdo a un informe de Agroindustria, los embarques de trigo crecieron 23 por ciento entre diciembre y enero últimos: en total, fueron 3.954.600 toneladas, más de medio millón por encima de las 3.209.600 toneladas de doce meses antes.

“La dinámica que adquirió el mercado como consecuencia de las decisiones adoptadas por el Gobierno Nacional, permitió que se concretaran negocios por un valor cercano a los 688 millones de dólares FOB”, destacó la cartera agroindustrial.

La campaña récord también se reflejó en un aumento de las ventas al sector exportador del 129 por ciento (8.733.600 toneladas) y del 51 por ciento a la industria local (2.360.600 toneladas).

“Además, tras el crecimiento generalizado se percibe un impacto positivo por la reactivación económica generada indirectamente a raíz de la movilización de más de 130.000 camiones que se estima se necesitaron para trasladar la cosecha hacia los puertos”, agregó Agroindustria.

 

Más pan

La Bolsa de Cereales cordobesa, por su parte, indicó que la molienda de trigo llegó a 436 mil toneladas en enero, que significan un incremento del 17,5 por ciento en términos interanuales.

Buenos Aires y Córdoba fueron las que más incrementaron el procesamiento: en nuestra provincia se llegó a 100 mil toneladas.

El resto

Para los otros cultivos que se procesan, la situación fue dispar.

Soja. La molienda se redujo 21 por ciento, lo que significa 1,4 millones de toneladas menos que hace un año. “La menor industrialización puede estar asociada a la escalada en el precio durante los meses de enero y febrero, producto de las inclemencias climáticas que afectaron al cultivo en diciembre y enero, así como por cuestiones de disponibilidad estacional de mercadería que normalmente ocurre previo a una nueva cosecha”, explicó la Bolsa.

Analizando por provincias, Santa Fe y Buenos Aires mostraron caídas en la molienda de soja de 23 y 29 por ciento, respectivamente, mientras que Córdoba prácticamente se mantuvo sin cambios.

Girasol. La molienda repuntó 11 por ciento durante el primer bimestre, gracias al aumento del 6,7 por ciento en la producción a nivel nacional y la remoción de las retenciones que afectaban al cultivo y sus derivados durante los ciclos anteriores.

A nivel provincial, tanto Buenos Aires como Córdoba vieron una retracción en el procesamiento de 33 y 15 por ciento, respectivamente; mientras que en Santa Fe exhibió un aumento del 43 por ciento.

Maíz. En enero, la molienda fue de 423 mil toneladas, marcando una retracción del 6,3 por ciento  frente a igual mes de 2016. Por rubros, Alimentos Balanceados y Molienda Húmeda fueron las actividades con mayor disminución, con bajas de 8,5 y 5,8 por ciento, respectivamente.

El rubro con mayor incremento fue la molienda seca, que creció 5,8 por ciento interanual, aunque en términos de participación es la actividad de menor incidencia dentro del total.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad