7 de abril de 2017 09:34 AM
Imprimir

Soja uruguaya ocupará 5% del área en 2017/18

El objetivo fue trazado desde la alianza de INIA con Grupo Soja

La alianza conformada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y cooperativas nacionales integrantes del Grupo Soja se trazó como objetivo para 2017/18 lograr que 5% del área cultivada con semilla etiquetada de la oleaginosa en la chacra nacional corresponda a materiales Génesis (es la marca comercial de INIA).

Dicho anuncio se realizó el jueves 30 de marzo, en la estación experimental La Estanzuela del INIA, donde entre otras actividades se potenció la sinergia entre las partes de la mano de la firma de un nuevo acuerdo.

Álvaro Roel, presidente del INIA, destacó que la presente es una zafra de cultivos emblemática para el instituto, considerando que en el marco de un proceso exitoso de mejoramiento genético en soja –iniciado en 2011– ya existen tres materiales Génesis en el área cultivada con la oleaginosa en el país.

Esos tres materiales, que ya está en manos de productores, han mostrado una muy buena performance, según se informó a El Observador Agropecuario.

El objetivo de alcanzar ese 5% involucra el uso de esos tres materiales iniciales y a otros que se vienen desarrollando en el Programa de Mejoramiento de Soja de INIA, variedades innovadoras, de alta tecnología, creadas y evaluadas en Uruguay y comercializadas por las cooperativas del Grupo Soja.

Matías Mailhos, presidente de Copagran, durante la jornada subrayó la importancia de un acuerdo en el cual las cooperativas no solo juegan un papel comercial, sino que están integradas en todo el proceso, interactuando con INIA para identificar materiales promisorios y escalar los volúmenes de semilla con alta pureza y germinación que precisan los productores.

Añadió que es necesario que los productores apoyen estos procesos, respetando las normas de comercialización de semillas, el respeto a los royalties, lo cual potencia este sistema para que pueda seguir aportando nuevos y más valiosos materiales.

Además de la renovación del acuerdo entre INIA y el Grupo Soja, durante la jornada se pudo visitar el campo de mejoramiento del INIA para conocer el estado de los cultivos ya disponibles en manos de productores y el de los que estarán prontos para las próximas zafras.

Tres variedades en la cancha

El Programa de Mejoramiento de Soja de INIA, una propuesta integral que apunta a elevar la eficiencia en la secuencia trigo-soja, ya aporta al productor tres sojas resistentes al herbicida glifosato que se entiende son muy competitivos a nivel comercial: Génesis 5601, Génesis 5602 (N° 1 en el ranking del Instituto Nacional de Semillas) y Génesis 5501.

Son de un grupo de madurez que permite un amplio rango de fecha de siembra, en chacras de primera (noviembre) o de segunda (diciembre), con una base genética adaptada (no GM) que sirve para realizar acuerdos para ingresar genes de relevancia agronómica, con un fuerte trabajo en caracterización por tolerancia a enfermedades que, se entiende, a largo plazo marcará diferencias con materiales importados.

También se indicó que hay 11 líneas avanzadas en fase de incremento para desarrollar comercialmente, con lo cual se amplía el rango de GM de 4.8 a 6.6.

Finalmente, se destacó que esto ha permitido una interacción entre el desarrollo genético y el manejo agronómico y sanitario, generándose un paquete de manejo óptimo para las variedades a licenciar y que está prevista la posibilidad de sub licenciar variedades a terceros.

Génesis

Los tres variedades de Génesis mostraron alto potencial de rendimiento y estabilidad de los mismos medidos en una serie de datos correspondientes a más de 20 ambientes de crecimiento y en tres años de siembra (2012, 2013 y 2014).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad