8 de abril de 2017 04:15 AM
Imprimir

Las oportunidades que quedan en el mercado de granos

n un contexto de fundamentos claramente bajistas para las cotizaciones de la soja, Chicago mostró su peor versión durante marzo. En efecto, la confirmación de una supercosecha en Brasil y la cuasi confirmación de una buena cosecha en Argentina (faltan algunas semanas), generaron una fuerte liquidación de posiciones compradas por parte de los “fondos” en […]

n un contexto de fundamentos claramente bajistas para las cotizaciones de la soja, Chicago mostró su peor versión durante marzo. En efecto, la confirmación de una supercosecha en Brasil y la cuasi confirmación de una buena cosecha en Argentina (faltan algunas semanas), generaron una fuerte liquidación de posiciones compradas por parte de los “fondos” en dicha plaza. Así, la posición soja Julio se encuentra en niveles de precios que son los más bajos de los últimos 10 años y las cotizaciones aquí intentan copiar dicho comportamiento.

Entonces, ¿no habrá otra oportunidad? Es altamente probable que sí. Cualquier contratiempo en Sudamérica con la logística (razones climáticas y/o gremiales) podría redireccionar la demanda a EE.UU. y Chicago lo acusaría con valores en alza. También los avatares climáticos en el área núcleo estadounidense podrían activar la volatilidad. Además, venimos de tres cosechas récord consecutivas en Estados Unidos como consecuencia de lluvias óptimas en el período junio/agosto como nunca se vio desde 1895. ¿Habrá una cuarta? La demanda, liderada por China, también se debe estar preguntando lo mismo.

No obstante ello, los números de compras por parte de exportadores e industriales parecieran avalar la versión oficial. Para abonar la hipótesis de 16 millones de toneladas, más del 70% de la cosecha ya debiera estar comercializada. No cierra. Todo pareciera indicar que hubo más trigo que el estimado por los privados. Aun así, lo que importa es el cálculo de cuánto trigo le falta comprar a Brasil, destino en el cual nuestra ventaja competitiva por razones arancelarias es definitoria. Analizando dicha cuestión, nuestra opinión es que al trigo aún le caben mejoras adicionales en las cotizaciones.

El autor es presidente de Nóvitas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad