10 de abril de 2017 12:26 PM
Imprimir

Advierten que la Argentina tiene una de las economías “más cerradas del mundo”

A pesar de que las importaciones crecieron, un estudio de Ecolatina afirmó que el grado de apertura comercial apenas llega a la tercera parte de los demás países sudamericanos.

Uno de los motivos del descontento de los gremios con el Gobierno radica en la presunta “avalancha importadora”, que, de hecho, fue una de las consignas del paro nacional. Sin embargo, un informe de Ecolatina asegura que Argentina posee “una de las economías más cerradas del mundo” y que el nivel de apertura comercial apenas llega al tercio de los países de la región.

El informe indicó que, si bien hubo un 16% de aumento interanual de bienes de consumo importados en el primer bimestre, la economía argentina continúa entre las más cerradas del planeta.

La consultora postuló que las importaciones en Argentina apenas alcanzan el 10% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que el promedio de los países vecinos gira en torno al 30%.

“Pese a la recuperación de las importaciones de los últimos meses, el grado de apertura comercial se ubica en niveles claramente inferiores respecto a lo observado en el comienzo de la segunda presidencia de Cristina Kirchner y continúa posicionándonos como la economía más cerrada de la región”, señaló.

Incluso, la consultora estimó que “de cumplirse las proyecciones macroeconómicas que el gobierno plasmó en la Ley de Presupuesto Nacional para 2017, el ratio de importaciones sobre PBI crecería sostenidamente hasta 2019, pero no superaría el cociente de 2011”.

El análisis planteó que “la política comercial es una herramienta importante a la hora de dinamizar la economía local”, aunque advirtió que “tal como se evidenció en los últimos años del kirchnerismo, aplicada en exceso puede estrangular a la producción doméstica”.

Por lo tanto, alegó que “considerando las bajas bases de comparación de las que se parte, corresponde ser cautos antes de expresarse en relación a la avalancha importadora”.

“Dado que los sectores productores de bienes finales eran los más protegidos bajo el esquema anterior (DJAI), no resulta llamativo que sea en ellos donde se registró el crecimiento más acelerado de las compras externas. Por ende, todavía es prematuro hablar de apertura indiscriminada tal como ocurrió en los noventa”, evaluó.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad