11 de abril de 2017 10:37 AM
Imprimir

Uruguay : Preocupación en Rivera por un caso de rabia paralítica

Impulsan la la vacunación de personas, animales vacunos y perros en zona afectada.
Hasta ayer no habían aparecido casos nuevos de rabia paralítica en la zona de Tranqueras, en Rivera, donde el pasado viernes se denunció la muerte de una vaca a consecuencia de haber sido infectada con ese virus trasmitido por la mordedura de un vampiro.
En la zona están trabajando técnicos de la División Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y del Ministerio de Salud Pública (MSP), supervisando fundamentalmente la vacunación de las personas, bovinos y perros, así como haciendo una evaluación de riesgos, sobre todo los predios que se encuentran próximos al establecimiento afectado, informó a El Observador el veterinario Rafael Carriquiry, técnico regional del Instituto Plan Agropecuario (IPA).
Las personas expuestas al virus, al igual que los trabajadores que cumplen distintas tareas en la zona, necesitan cumplir con el plan de vacunación contra la rabia paralítica previsto para estos casos.
De hecho, la muerte de la vaca afectada ocurrió porque bajó el nivel de inmunidad. Esta situación indica que hubo un descuido en la vacunación de ese rodeo y que además el virus de la rabia sigue presente en el ambiente, dijo Carriquiry.

Vacunación

La enfermedad se contrae a través de la mordedura de un murciélago enfermo. En el caso de Rivera el murciélago mordió a la vaquillona que luego murió, terminando el ciclo del virus de esa manera.
Sin embargo, también se pide la vacunación de los perros de la zona porque, por su tendencia a morder, aumentan el riesgo de propagación de la enfermedad, explicó el técnico.
Por otra parte Carriquiry explicó el riesgo que implica la eliminación de las colonias de murciélagos. A pesar de que el animal genera rechazoen la gente y que por eso se tiende a matarlos, eso aumenta el riesgo de propagación de la enfermedad. Si la colonia es sana –es decir que muerden a animales pero éstos no mueren– y así y todo se elimina la colonia, se corre el riesgo de que sea reemplazada por otra, ya que las condiciones para el desarrollo de la especie están dadas en ese lugar, y que esa nueva colonia sí esté infectada con el virus de la rabia.

Sin sorpresas

El predio afectado está ubicado aproximadamente a unos cinco kilómetros de la población de Tranqueras, y no sorprende la aparición del virus porque ya lo había hecho anteriormente y en forma más virulenta.
Fue en el año 2007 que se diagnosticó por primera vez la rabia en Rivera y en Uruguay. Luego hubo algunos casos en 2008. A su vez, en 2014 hubo otro caso, pero ocurrió en Aceguá, departamento de Cerro Largo.
Los predios donde se está procediendo a la vacunación en Rivera son al norte (ruta 30 entre ruta 5 y Masoller) al oeste (entre Cuchilla Negra y Masoller y entre Cuchilla Negra desde Masoller hasta Laureles), y al este (ruta 5, desde el empalme de ruta 30 hasta Manuel Díaz).

Unos 1.000 vacunos muertos por una maleza

Cerca de 1.000 vacunos han muerto por intoxicación al comer la maleza senecio, una flor bien amarilla que se observa en varias zonas, particularmente en Rivera, dijo a El Observador Carriquiry.
La maleza nace en las primeras semanas de la primavera y se mantiene hasta el verano. Es consumida por los vacunos especialmente cuando aún no han brotado las pasturas en la primavera. Los intoxica y se sienten enfermos varios meses después, lo que les provoca la muerte dentro de las 48 horas de haberse comenzado a sentirse enfermos.
La enfermedad es confirmada por muestras enviadas a la Dirección de Laboratorios Veterinarios (Dilave).
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad