11 de abril de 2017 04:47 AM
Imprimir

El campo habla . . . . .

El clima, la caída en la rentabilidad y la profundización de la crisis láctea, son algunos de los temas que preocupan al sector.

… que, con conmoción en todos los frentes, transcurrió la última semana con fuertes hechos políticos (movilización, paro, pedidos de juicio político, etc.), económicos (caída del dólar, mini-Davos con empresarios de varios países, etc.), climáticos con más lluvias, inundaciones, granizo, aludes.

 

… En fin, toda una gama de acontecimientos que, además de las catástrofes de Comodoro Rivadavia y el NOA, alteraron los mercados, impidieron la operatoria, pararon nuevamente la cosecha que cada vez está más en riesgo, y provocaron fuertes pérdidas, especialmente en hortalizas y leche que no pudo ser entregada (por clima y paro), y no será cobrada agravando más aún la crisis que sigue atravesando el sector lácteo. En ese contexto, la preocupación del campo no es menor. Es que al hecho de que la rentabilidad se volvió a desmoronar, tanto por la suba de costos, como por la caída de los precios, para colmo, día a día crece la cantidad de quebrantos de aquellos que van perdiendo volumen de producción a causa del clima.

 

 

… que, al menos en el girasol, aunque aún no corrigen totalmente las cifras oficiales, al menos se comenzó a reconocer la caída en la calidad del grano oleaginoso -mareado- que provocó el agua en muchas zonas. En el caso del maíz, tampoco son pocos los productores que comienzan a registrar que los rendimientos concretos, son bastante menores a los que parecía por el estado del cultivo, mientras que en pleno corazón agrícola, el volumen de precipitaciones y las altísimas napas, impiden ingresar con los equipos de cosecha, por la falta de piso.

 

 

… que, una cuestión a favor, al menos para los agricultores de las provincias del norte, es que comenzó a materializarse la mejora de 5% para las primeras 2.000 toneladas de soja que se vendan, en el marco del Plan Belgrano que, según Agroindustria, quedó fijada para las operaciones hechas en marzo, en un adicional de casi $290 por tonelada. También la “baja” en el precio de los combustibles -para todo el país-, fue bien contabilizada por los productores ya que, si bien es mínima, lo importante es que no haya sido “suba”

 

 

… Pero lo más interesante son los 4.000 árboles nativos (replicando el hábitat natural) que plantará Monsanto como parte de su programa Revitamon, y que ya está en marcha en Brasil con 14.000 plantas. Por el resto, las noticias son bastante desalentadoras. Por ejemplo, los productores del sudeste, donde ya se iniciaron varias obras de repavimentación, etc., alertan, por ejemplo, que al no haber control sobre el peso transportado por camiones de arena y de piedra (hablan de 60-70 toneladas), los caminos nuevos ya comienzan a ondularse.

Otro tema negativo, y que aparentemente tiene muy pocas chances de mejorar este año, es la performance de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados presidida por el massista Gilberto Alegre que, a pesar de la cantidad de temas pendientes, en las pocas sesiones que tuvo hasta ahora, no logró siquiera quórum, situación que seguramente va a empeorar cuanto más cerca de las elecciones se esté, y los diputados partan a hacer campaña en sus respectivos distritos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero SM

Publicidad