11 de abril de 2017 04:08 AM
Imprimir

Métodos para resucitar un ternero recién nacido

Uno de los primeros aspectos que hay que revisar cuando el ternero está recién nacido es si está respirando o no. Cuando la cría permanece echada y no responde a ningún estímulo se pueden aplicar diferentes métodos para intentar resucitarla o reanimarla.
Si el becerro presenta un color de piel azulado y no muestra señales de estar respirando, se debe procurar inducir este proceso vital lo más pronto posible.
De acuerdo con Juan Enrique Toro, médico veterinario-zootecnista, es de vital importancia que una vez se atienda un parto en la finca se le haga un seguimiento periódico a la nueva cría.
Indicó que lo ideal es realizar un primer chequeo del becerro a las 6 horas de haber nacido pues por más lógico que suene esta práctica, muchos encargados de los animales no la hacen.
Toro manifestó que si una vez que se revisa la cría, se percibe que esta no está intentando levantar la cabeza o no está respirando como tal, se deben buscar los mecanismos para intentar revivirla.
En ese sentido precisó que uno de los métodos que se puede utilizar para este cometido es la utilización de una especie de bomba de succión para extraer secreciones las cuales en ocasiones no son expulsadas naturalmente y evitan que el ternero regule o normalice su respiración.
Con esta herramienta también se le puede dar aire al animal, si eso es lo que le está faltando.
Otra técnica que se puede implementar es muy similar a los primeros auxilios que se les brindan a personas en casos de ahogamiento.
El médico veterinario-zootecnista señaló que en este caso el animal debe permanecer acostado. En primer lugar se le puede presionar y mover las extremidades u otra opción puede ser levantarlo, tomarlo de la barriga, hacerle una leve presión en esa área para que los intestinos empujen el pulmón y se expulse la secreción.
Por otro lado expertos recomiendan una práctica muy sencilla para inducir la respiración. Para realizar este método es necesario empujar y luego sacudir la tráquea en la parte del cuello del ternero, para de esta manera estimular el reflejo de la tos.
Asimismo exhortan al encargado de los animales a que utilice una paja en el centro o en la parte exterior de la nariz para producir cosquillas y provocar un estornudo.
Vale la pena aclarar que en la medida de lo posible es necesario contar o acudir a la ayuda de un médico veterinario o de una persona capacitada en la materia para atender el parto en caso de complicaciones y para hacerle un chequeo al estado de salud de la cría recién nacida.o Contexto Ganadero
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad