11 de abril de 2017 10:16 AM
Imprimir

Chile dio a conocer a salmonicultores los principales cambios en la normativa de acuicultura vigente

Los nuevos criterios que se usarán para la aplicación de la normativa de acuicultura comenzarán a regir oficialmente en 2018, tras 18 meses que permitirán a las empresas del sector ajustar sus procesos y de operación de las concesiones.

En reunión con todas las empresas del sector, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) entregaron detalles de los contenidos del plan de mejoras elaborado en el marco del convenio de colaboración para la ejecución del programa de apoyo al cumplimiento suscrito entre la Contraloría General de la República y ambas instituciones, con ocasión de la auditoría realizada en materia de acuicultura.

 

Entre las medidas más importantes se encuentran aquellas orientadas a establecer medios de verificación y formatos de difusión de la aplicación de nueva normativa, elaborar un procedimiento para validación de la INFA aeróbica y aplicar criterios y estándares para medición de la posición de los módulos de cada concesión acuícola.

 

Respecto a la validación de la INFA aeróbica para efectos de la siembra, Eugenio Zamorano, jefe de la división de Acuicultura de la Subpesca, explicó que “esta deberá ser tomada en el área de explotación (operación) y el productor deberá haber actuado de buena fe producto de la tolerancia en la fiscalización. Asimismo, este último deberá someterse al programa de regularización propuesto por Subpesca y Sernapesca. Medidas que regirán oficialmente en un plazo de 18 meses, posterior al cual las empresas deberán tener adoptadas estas exigencias para regularizar toda situación relativa al posicionamiento de las concesiones de acuicultura”.

 

Zamorano agregó que “se permitirá hasta el 1 de marzo de 2018 la siembra sin corregir el desplazamiento de hasta 50 metros. No obstante, quienes siembren a partir del 2 de marzo de 2018 deberán hacerlo sin desplazamiento, ni siquiera de 50 metros, lo que implica que se está dando un año para el acomodo de las estructuras”.

 

En cuanto al posicionamiento de las concesiones y a las infracciones por operaciones fuera de la concesión, Subpesca y Sernapesca deberán verificar correctamente la ubicación de los módulos de cultivo dentro de la concesión. “Durante la evaluación de impacto ambiental la Subpesca verificará el posicionamiento conforme a los datos de las INFA anteriores. En caso de incumplimiento, se denunciará a los organismos respectivos (Directemar y Subsecretaría para las Fuerzas Armadas), abriendo Sernapesca una carpeta investigativa sobre la ilegalidad por operar fuera de la concesión” puntualizó el jefe de división de Acuicultura de la Subpesca.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Mundo Acuícola

Publicidad