13 de abril de 2017 11:30 AM
Imprimir

¿Por qué se debe alimentar al ternero con chupón y no con balde?

Aunque la gran mayoría de ganaderos son conscientes de suministrar calostro o leche al ternero desde un chupón, hay otros que desconocen la razón para hacerlo de esta manera y los problemas que puede acarrear el uso de otro elemento.
Guillermo Echeverry, médico veterinario, explicó que el suministro de leche a los terneros a través del chupón o biberón simula la condición natural de la cría que se amamanta de la ubre de la madre.
Sin embargo, lo que los ganaderos no saben es que este gesto contribuye a la anatomía y fisiología del animal.
Cuando el ternero está muy pequeño, el hecho de brindar la leche en el balde hace que la gotera esofágica no funcione muy bien y el animalito puede broncoaspirar y morir”, indicó el experto.
En efecto, como lo señalaron los expertos Sergio Iraira y Franscico Canto en el texto “Bienestar Animal en Crianza de Terneros de Lechería”, el empleo del chupo en el tetero activa el efecto reflejo conocido como gotera esofágica que hace que la leche se desvíe al abomaso.
En cambio, si lo consume del balde, la gotera no se cierra y esto puede provocar que una fracción de líquido ingrese al rumen, generando con ello trastornos digestivos.
“El biberón se puede manipular, poniéndolo a la altura apropiada para hacer creer al becerro que está mamando de la teta de la vaca. Cuando lo hace de forma natural, el animal inclina la cabeza hacia arriba formando un ángulo y eso tiene un sentido fisiológico y físico, pues permite que la leche vaya al sistema digestivo”, añadió Echeverry.
En los almacenes veterinarios se pueden encontrar biberones diseñados para alimentar los terneros. Estos teteros se aplican cuando la vaca ha muerto o en las lecherías especializadas, donde las crías son apartadas de sus madres a temprana edad.
Por el contrario, los pequeños ganaderos suelen usar los baldes porque son los instrumentos que tienen a la mano. No obstante, Echeverry señaló que la gran mayoría de personas no utilizan el balde sin conocer la causa.
“La gente dice que al usar el balde se ahoga el ternero, además que no lo hacen porque de pronto se riega la leche”, dijo.
El experto agregó otro inconveniente con los becerros y es que muchos no succionan de inmediato. Esto se debe a que si no sienten un chupón que simule el pezón de la ubre, no tomarán la leche.
El ganadero debe meter un dedo en la leche y luego meter el hocico, porque si no, la cría no tiene el reflejo de chupar. Lo mismo ocurre con un bebé, que no se le puede dar en un beso porque no tiene el instinto y no saber beber de un vaso”, precisó.
El biberón es esencial sobre todo para suministrar calostro en las primeras horas de vida, que es el primer alimento que un ternero debe consumir para adquirir los nutrientes y anticuerpos. Generalmente vienen con la medida de un litro.
Esto también sirve para asegurarse que la cría consuma lo que debe ser. Cuando mama de la vaca, uno no sabe qué tanto calostro o qué tanta leche está tomando. También hay algunas razas que tiene un gesto muy débil de succión, entonces el biberón les ayuda”, comentó el médico veterinario
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad