15 de abril de 2017 10:19 AM
Imprimir

La soja sorteó al USDA

Tras pronóstico de producción mundial récord, la oleaginosa recuperó precio.

La soja sorteó las consecuencias del informe mensual de oferta y demanda del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés), que podía haber tirado esta semana al piso aún más el precio de la oleaginosa en los mercados. Pero eso no ocurrió, pese al pronóstico que incrementó en cinco millones de toneladas la producción mundial. Y otro tanto los stocks finales, hasta 87,41 millones de toneladas.

La proyección de oferta mundial de soja que realizó el martes pasado el USDA en su informe mensual subió de 340,79 millones de toneladas a 345,97 millones de toneladas, lo que representa una cifra récord.

En un principio, el informe echó por tierra las expectativas de un repunte de precios de la soja, que ya sumó con esta cinco semanas con cotizaciones negativas consecutivas en la bolsa de Chicago, lo que la sitúa en el peor nivel en un año.

“Este fue un informe bastante devastador para cualquiera que se haya estado distrayendo con pensamientos alcistas para la soja. Básicamente, nos dice que necesitamos una sequía de proporciones bíblicas para hacer que los precios se muevan al alza”, comentó a sus clientes Charlie Sernatinger, director Global de Futuros de Granos de la estadounidense EDF Man Capital Markets, tras la publicación del informe del USDA, según consignó el sitio web granar.com.ar.

El comentario fue contundente y bastante ilustrativo de lo que vendrá, pues la abundancia será tal que cualquier movimiento de venta será un torrente de soja, lo que no ayudará mucho a los precios. Solo un episodio climático extraordinario podría cambiar las cosas durante la campaña de EEUU, pues por estas latitudes el partido parece ya jugado con las cosechas a toda máquina.

Como se sabe, en la región el USDA incrementó la producción de soja de Brasil, el segundo productor mundial detrás de EEUU, de 108 millones de toneladas a 111 millones de toneladas; de Argentina, el tercer productor mundial, de 55,5 millones de toneladas a 56 millones de toneladas; y el de Paraguay, de 9,17 millones de toneladas a 10,10 millones de toneladas.

Gracias al buen estado del tiempo durante la zafra, Uruguay espera una cosecha de 3,3 millones de toneladas, la segunda mayor de la última década, solo superada por las 3,5 millones de toneladas de la zafra 2007.

Con la abundancia de soja en el norte y en el sur los precios sufren y, en términos generales, han caído entre US$ 40 y US$ 50 por tonelada respecto al arranque de la zafra 2016/2017, cuando estaban a alrededor de US$ 580 la tonelada. La compensación vendrá por el lado de los altos rendimientos que ya se están insinuando en la región, incluido Uruguay.

Más allá de ese contexto, la información es que tras una leve caída luego del informe del USDA, que fue de 0,3% a mayo a US$ 345,11, el miércoles la soja sorteó el escollo y los futuros en el mercado de Chicago repuntaron 0,9% a mayo, al ubicarse en US$ 348,20 en último día de operativa de esta Semana Santa

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad