20 de abril de 2017 14:22 PM
Imprimir

Detectaron porcinos con triquinosis

Luego de realizarse el análisis de laboratorio de rigor en un establecimiento frigorífico de la localidad de Riachuelo, provincia de Corrientes, se detectó que seis porcinos provenientes de Chaco eran positivos a parásitos del género Trichinella. La triquinosis es una enfermedad parasitaria que afecta a los animales y a las personas. Es producida por un […]

Luego de realizarse el análisis de laboratorio de rigor en un establecimiento frigorífico de la localidad de Riachuelo, provincia de Corrientes, se detectó que seis porcinos provenientes de Chaco eran positivos a parásitos del género Trichinella.


La triquinosis es una enfermedad parasitaria que afecta a los animales y a las personas. Es producida por un parásito que se encuentra alojado en los músculos de los cerdos y de otros animales salvajes, como el jabalí y el puma. Los cerdos contraen la enfermedad al consumir restos de carnes que contengan larvas del parásito. A su vez, las personas corren riesgo de enfermarse al consumir carne mal cocida o chacinados, embutidos y salazones que contienen larvas de parásitos del género Trichinella.


Una vez que las larvas de Trichinella spp. ingresan al organismo del ser humano, provocan fiebre, dolores musculares, calambres abdominales, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados, picazón, dificultades motrices y en casos severos, podrían ocasionar la muerte.


Quienes elaboren productos porcinos de forma casera o artesanal, deben verificar que la carne sea apta para consumo humano. Para ello, deben remitir una muestra de carne de cada animal a los laboratorios habilitados, a fin de analizarla mediante la prueba de digestión artificial. Frente a esta situación, el Senasa implementó acciones de prevención y control. Los seis animales que presentaban triquinosis integraban una tropa de 86 animales provenientes de un establecimiento del departamento chaqueño Libertador General San Martín. Por tal motivo, el Senasa recomienda a la población que:

No consuma chacinados, embutidos o salazones de origen desconocido. Hágalo únicamente en comercios habilitados y verifique que los productos posean una etiqueta que certifique su procedencia.
• En zonas rurales y criaderos, es necesario respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos: alimentarlos adecuadamente, evitando que ingieran basura y restos de alimentos de restaurantes o comercios urbanos, y evitar la proliferación de roedores en los criaderos.
• Al realizar la faena de un animal (cerdo, jabalí o puma), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de entraña (diafragma) de cada res antes de consumir o procesar la carne, a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis. Si el análisis resultara positivo, es necesario eliminar la res completa
.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad