21 de abril de 2017 13:49 PM
Imprimir

Soja: los rindes son menores a lo esperado

La cosecha avanzó esta semana, pero se están obteniendo entre 5 y 10 quintales por hectárea por debajo a lo proyectado por los productores.

En las principales zonas productivas del país el clima dio una tregua y junto a los días de sol, los cosechadores pudieron volver a los campos, así es que la campaña avanza pero no todas son buenas noticias porque la Bolsa de Comercio de Rosario indica que, hasta el momento, los rindes de la soja son menores a lo esperado.

“En términos generales, se esperaban entre 5 y 10 quintales más respecto de lo que se está obteniendo. En soja de primera, si bien hay buenos rindes y los promedios siguen en los 40 quintales por hectárea, a medida que progresa la cosecha aumenta la desazón. Hasta los cuadros de zonas altas han decepcionado. En muchos de ellos se esperaba alcanzar los 50 quintales pero el efecto de los temporales de lluvias fue más allá de lo que se evaluó en su momento”, detallaron desde la entidad rosarina.

Así es que sin pronósticos de lluvias por delante, la cosecha de soja avanza sin tomar descanso en el sudoeste de Córdoba y centro-sur de Santa Fe, extendiéndose sobre el 60% del área. Sin embargo, el norte de Buenos Aires no logra encaminarse y el atraso de las labores, respecto al promedio y a la campaña anterior, es notorio. “Los 200 a 350 mm que recibió la zona en lo que va de este mes se están haciendo sentir: el deterioro de los caminos, la falta de piso, y la alta humedad demoran las tareas”, explica en su informe semanal la Bolsa de Comercio de Rosario, que también remarca esta zona productiva, hasta el momento, sólo lleva cosechado el 25% de su superficie.

En este contexto para la semana que viene hay pronósticos de algunas lluvias para la provincia de Buenos Aires pero serían escasos y no complicarían fuertemente el avance de la campaña.

Por otra parte la recolección se extendió sobre un 60% de la superficie en el centro sur santafesino y el sudoeste de Córdoba y los próximos días también serán clave para que la cosecha tome más ritmo. Aquí se esperan días frescos, pero afortunadamente sin lluvias.

Más allá de que por el momento los rindes de la soja de primera están por debajo de lo proyectado y además hay temor de las enfermedades que puedan afectar al cultivo debido a los excesos de humedad, se abre una ventana de esperanza con la soja de segunda. Según el relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario los rindes rondan los 35 quintales por hectárea y en los mejores lotes los resultados tocan los 42 quintales por hectárea, valores muy buenos teniendo en cuenta que la campaña viene muy complicada.

Incluso algunos relevamientos dan cuenta que el área perdida de soja supera las 900.000 hectáreas si se tienen en cuenta los diversos eventos climáticos que afectaron al cultivo en los últimos meses.

En el mientras tanto la soja no logra recuperar valor en el mercado de Chicago, incluso ayer cerró u$s347,88 la tonelada, lo que significa una caída del 0,37% respecto al día previo.

Por su parte los maíces siguen a la espera de que se levanten los lotes de soja para continuar con su recolección. El avance fue prácticamente nulo, por lo que el guarismo se mantiene en 70%.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad