24 de abril de 2017 13:09 PM
Imprimir

Tras caer más del 5% en la semana, el trigo de EE.UU. ganó en competitividad

Pese al ligero repunte de ayer, en Kansas el valor del cereal pasó de 156,99 a 148,63 dólares; firmeza en la Argentina.

Los precios del trigo en los Estados Unidos cerraron una de sus peores semanas del año, al acumular pérdidas que superaron el 5% en las Bolsas de Chicago y de Kansas, donde se comercializa el mayor volumen del grano fino estadounidense. Los principales fundamentos de la tendencia negativa fueron las abundantes existencias domésticas y la buena evolución de los cultivos de invierno, que comenzarán a ser cosechados a fines del mes próximo.

Al momento de fijar los ajustes, las posiciones mayo y julio del trigo en Kansas sumaron ayer US$ 0,64 y terminaron la rueda con precios de US$ 148,63 y de 153,31 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos retrocedieron un 5,33 y un 5,01% frente a los valores vigentes en el cierre del segmento comercial anterior, de 156,99 y de 161,40 dólares.

Tras caer más del 5% en la semana, el trigo de EE.UU. ganó en competitividad
Tras caer más del 5% en la semana, el trigo de EE.UU. ganó en competitividad.

Pero, pese a parecer un contrasentido, el dato positivo que queda tras las fuertes pérdidas es una mejora en la competitividad del trigo estadounidense en el mercado de exportación. En efecto, la transición del valor FOB en el Golfo de México del trigo pan fue de 200,25 a 190,89 dólares, mientras que la variación del precio del trigo blando fue de 184,91 a 174,53 dólares. Si los vendedores estadounidenses quieren “conquistar” licitaciones para descomprimir sus abundantes existencias, quizás éste sea el momento para hacerlo. Vale recordar que para el cierre del ciclo 2016/2017 el USDA prevé un stock de 31,55 millones de toneladas, un 18,8% superior al remanente de la campaña 2015/2016, de 26,55 millones.

 

 

A resguardo

Hasta el momento los exportadores declararon compras por 9,16 millones de toneladas de trigo argentino y habrían embarcado cerca de 7,20 millones, de los cuales unos 2,50 millones ya salieron hacia los puertos brasileños. “Las ventas a destino no tradicionales, donde deberíamos competir con EE.UU., ya se hicieron, por lo que hoy la mejora en la competitividad estadounidense no nos afecta”, comentó un especialista del mercado, para quien el saldo exportable de 11,30 millones de toneladas fijado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación “no se alcanzaría, porque la cosecha no superó los 16/16,50 millones de toneladas”, respecto de los 18,40 millones estimados por el organismo.

El trigo de la próxima cosecha se mantuvo estable, en US$ 155 por tonelada, para todos los puertos. En el Mercado a Término de Buenos Aires, la posición enero bajó un dólar y cerró con un ajuste de 156 dólares. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los molinos pagaron de $ 2200 y 2700 por tonelada de trigo.

 

Soja y maíz

Los contratos mayo y julio de la soja en Chicago sumaron ayer US$ 1,57 y 1,47, mientras que sus ajustes fueron de US$ 349,44 y de 353,02. En el balance semanal, estas posiciones resignaron un 0,47 y un 0,57% frente a los valores vigentes en el cierre del segmento anterior, de 351,09 y de 355,04 dólares por tonelada.

En el mercado local, la soja se negoció a $ 3600 por tonelada para la zona del Gran Rosario, sin cambios. Por lotes grandes algunos compradores convalidaron hasta $ 3650.

Los contratos mayo y julio del maíz en Chicago bajaron ayer US$ 0,30 y 0,20, al quedar con ajustes de US$ 140,54 y de 143,20. En el balance semanal, estas posiciones perdieron un 3,78 y un 3,77% frente a los US$ 146,06 y a los 148,81 precedentes.

Por tonelada de maíz los exportadores pagaron $ 2481 para Bahía Blanca y $ 2370 para el Gran Rosario, 30 y 20 pesos más que anteayer. El cereal para mayo osciló de 150 a 160 dólares por tonelada.

 

La UE importa menos poroto y harina de soja

PARÍS (Reuters).- Las importaciones de poroto de soja de la Unión Europea (UE) en lo que va del ciclo comercial 2016/2017 totalizan 10,6 millones de toneladas hasta el 18 del actual, un 6% menos respecto del volumen comprado en igual período de la campaña anterior, según datos oficiales del bloque.

Más significativa aún es la caída de las importaciones de harina de soja, dado que hasta el momento la UE adquirió 14,2 millones de toneladas, un 13% por debajo del volumen comprado un año atrás. Vale recordar que la Argentina es el principal exportador global de harina de soja, con un saldo de 32 mill./t, según el USDA.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad