25 de abril de 2017 11:33 AM
Imprimir

Alta expectativa empresaria por el viaje a EE.UU.

Esperan que la visita de Macri ayude a levantar las trabas al biodiésel y los limones, y facilite otras exportaciones.

Las expectativas del sector empresario son altas y es evidente la satisfacción que despierta la visita a Estados Unidos que el presidente Mauricio Macri iniciará mañana.

Las autoridades de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham) dejan en claro esas sensaciones. Aunque desde los dos gobiernos el acento se pone en la relación política, los hombres de negocios subrayan el lugar que tendrá el comercio durante la “visita oficial de trabajo”, como se denomina formalmente el viaje de Macri.

Los empresarios esperan que se destraben algunos asuntos pendientes y “darles continuidad a los acuerdos desarrollados el año pasado”, cuando la administración norteamericana estaba en manos de Barack Obama y no de Donald Trump , el ahora anfitrión de Macri. Así lo explicó el director ejecutivo de la AmCham, Alejandro Díaz, ayer, en un encuentro con periodistas que participarán del viaje a Washington organizado por la cámara con motivo de la visita presidencial.

Entre los temas que aguardan una resolución se destacan la denuncia por dumping en el comercio de biodiésel (principal producto de exportación argentino a EE.UU.) que analiza la Secretaría de Comercio norteamericana; la reincorporación del país al sistema general de preferencias -fue excluido en 2012-; la restricción a la importación de limones argentinos, y la falta de definición de Estados Unidos respecto de la pretensión argentina de ser reconocida como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Si bien no se aguardan definiciones durante el viaje, sí hay expectativa en que el estrechamiento del vínculo entre las dos administraciones empiece a allanar la resolución de esos temas. Por eso, también, los hombres de negocios esperan algún contacto con el secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross.
Con la Cámara de Comercio

Pero más allá de resultados concretos, desde la AmCham celebran el espacio que dedicará Macri al sector empresario, ya que estará algo más de una hora con la Cámara de Comercio de Estados Unidos, después de reunirse con Trump.

Para confirmar la expectativa que despierta esa reunión con Macri, Díaz destacó que ya se cubrió el cupo para 250 representantes de empresas para participar del encuentro, que se hará en un hotel de Washington, debido a que en la sede de la entidad no hay espacio suficiente para tantos asistentes.

La respuesta despierta optimismo entre los ejecutivos argentinos, tras las dudas que abrió la llegada de Trump con su discurso proteccionista. Para Díaz, eso se explica porque “hasta ahora, no ha habido ningún efecto negativo real para el comercio”. A lo que e l tesorero de la AmCham, Alejandro Bottan, agrega que “Trump busca rebalancear la relación con algunos países, entre los que está la Argentina, por lo que hay muchas oportunidades”.

En apenas 48 horas se comprobará si hay razones para ilusionarse.

Fuente: La Nacion

Publicidad