25 de abril de 2017 23:11 PM
Imprimir

Colombia : Componentes para el éxito de una empresa de doble propósito

Sistemas silvopastoriles, alimentación y nutrición, mejoramiento genético, reconocimiento de los registros productivos y sanitarios, son algunas de las tantas estrategias que los ganaderos deben incorporar en sus predios para ser exitosos.
Durante el foro “Ganadería doble propósito: un buen negocio para el caribe” que se llevó a cabo el pasado 20 de abril en Barranquilla, se revelaron algunos de los componentes esenciales para el éxito de una empresa de doble propósito.
Enrique Murgueitio, director ejecutivo del Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, Cipav, sostuvo que el árbol es la conexión entre el agua y el suelo.
Indicó que desde el sur de EE.UU., todo el Caribe, incluyendo las islas se realizó por más de 300 años ganadería con árboles, hecho que indica que hay que seguir utilizando y aprovechando estos recursos.
“Si logramos insertar arbustos de alta densidad como la leucaena, fundamental en el caso del Caribe seco, se puede disparar la producción de biomasa con fertilizantes naturales, se mejora el bienestar de los animales y todo esto es esencial a la hora de enfrentar el cambio climático”, comentó.
Murgueitio agregó que la alimentación se puede complementar con los frutos de otros árboles como el totumo, rico en almidones y proteína.
Con lo anterior, señaló que se puede contar con toda una base forrajera que puede permitir triplicar la carga animal en el Caribe.
Según Ricardo Botero Carrera, gerente de la empresa ganadera Cañahuate, independientemente de la cantidad de leche o de carne que se produzca, para que el negocio doble propósito sea exitoso y rentable se deben tener en cuenta diferentes factores.
Entre esos aspectos mencionó cosechar pasturas que produzcan mayor cantidad de materia seca por hectárea, aumentar la carga por ha, mejorar la productividad individual de las vaca, enfocarse en la nutrición y mejorar la genética.
Con respecto a este último elemento indicó que desde su punto de vista, un ganadero de doble propósito podría buscar combinaciones de vacas más especializadas en leche, y realizar cruces terminales para obtener crías más productoras de carne.
En tanto, Diego Ortiz, investigador y director del laboratorio de reproducción animal de Corpoica, aseguró que no se saca nada con realizar un mejoramiento de praderas y genético, si los animales se encuentran enfermos.
Resaltó que la salud no se negocia e invitó a los ganaderos a conocer más acerca de las vacunas que necesita el hato y a presentarle atención no solo a las enfermedades de control oficial sino a aquellas que no lo son
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Contexto Ganadero

Publicidad