26 de abril de 2017 13:05 PM
Imprimir

El sistema inmunitario y la inmunidad en cerdos. Características anatómicas

Este artículo describe los órganos linfoides primarios (timo y médula ósea) y secundarios (linfonodos, bazo, MALT, tonsilas y sistema inmune de la piel) presentes en cerdos.

El sistema inmune está organizado en órganos y tejidos primarios (timo y médula ósea) y secundarios (linfonodos, bazo, tejidos linfoides asociados a mucosa o MALT, tonsilas, sistema inmunológico de la piel).

1) Los órganos linfoides primarios están implicados en la producción, diferenciación y selección de linfocitos.

El timo es un órgano dedicado a la maduración y producción de linfocitos T. Se desarrolla a partir de la tercera semana de gestación y luego, a los 8 meses de edad, se reduce gradualmente hasta desaparecer (involución tímica). El desarrollo de linfocitos T tiene lugar en el microambiente cortical. Los progenitores de células T, procedentes de la médula ósea, maduran en timocitos que se someten a selección positiva o negativa antes de proliferar y diferenciarse en linfocitos T maduros. Sólo los timocitos que expresan moléculas receptoras (TCR) que son capaces de reconocer las moléculas antigénicas del Complejo Mayor de Histocompatibilidad (MHC) y no los autoantígenos se diferenciarán en linfocitos maduros no auto-reactivos, mientras que los timocitos reactivos contra el “propio organismo” son eliminados por apoptosis

El timo es también un órgano endocrino que puede secretar hormonas (timulina, hormona del crecimiento, prolactina) que influyen en el desarrollo y la función de los linfocitos T. También tiene receptores para varias hormonas (por ejemplo, ACTH, cortisol, etc.), así como receptores para citoquinas inflamatorias y pro-inmunes (por ejemplo, IL1, TNFa, IL-6 etc).

La médula ósea es un órgano linfopoyético que produce:

  1. Progenitores de células T  No-Diferenciados, que madurarán en el timo,
  2. Precursores de células B que conducen al desarrollo de clones de linfocitos B específicos para los antígenos.
  3. Líneas celulares mieloides y precursores de células dendríticas.

 

2) Los órganos linfoides secundarios son capaces de capturar antígenos y activar la respuesta inmune adquirida.

En los linfonodos se produce el reconocimiento de antígenos por parte de las células B y T. Estas células se activan y proliferan. En el cerdo, a diferencia de otras especies, los linfonodos aparecen lobulados porque se derivan de la fusión de 3 o más “unidades nodulares”, cada una constituyendo un ganglio linfático funcional con una estructura particular. La linfa entra en cada unidad a través de los vasos linfáticos aferentes que penetran desde la cápsula en la corteza a nivel de su propio hilio aferente, mientras que sale por vasos linfáticos eferentes, a nivel de hilio eferente internodular. Los linfocitos T entran y vuelven a la circulación sistémica principalmente a través de las vénulas endoteliales altas (HEV -high endothelial venules).

Un número elevado de linfocitos pasa diariamente de la sangre al bazo, donde se filtran los antígenos. En consecuencia, es el sitio de activación de la respuesta inmune humoral y la respuesta mediada por células a la infección sistémica (bacteriemia / septicemia). El bazo también permite la eliminación del complejo inmune y de eritrocitos “viejos”.

En el cerdo, el MALT (sistema linfático asociado a la mucosa) tiene un papel defensivo vital. Muchos patógenos penetran en el organismo a través de la superficie de la mucosa (intestino, tracto respiratorio, mama y superficies urogenitales). El mecanismo principal de defensa es la secreción de IgA mucosal en asociación con la respuesta inmune humoral (IgG) y la respuesta mediada por células. Además, la activación / regulación de la tolerancia inmunológica se produce en el MALT.

Las tonsilas son nódulos solitarios o agregados de tejido linfoide difuso localizado en la lámina propia del paladar blando (tonsilas palatinas) y en la faringe, en la base de la lengua (tonsila lingual). En las tonsilas, los linfocitos recirculan entre la sangre y el intestino.

El GALT (Tejido Linfático Asociado al intestino) se encuentra en diferentes compartimentos, organizados en tejidos linfoides no encapsulados, Placas de Peyer (PPs), folículos linfoides en la mucosa y linfonodos mesentéricos. Además, los linfocitos T efectores están localizados entre los enterocitos (linfocito T intraepitelial) y en la lámina propia, junto con células B y macrófagos.

En el tracto respiratorio, las células inmunitarias (linfocitos y macrófagos) se encuentran en diferentes áreas. Los nódulos linfoides en la pared de los bronquios constituyen el tejido linfoide asociado a los bronquios (BALT) que se desarrolla después de la estimulación antigénica; las células inmunocompetentes (linfocitos y macrófagos) están presentes intersticial o intravascularmente  (como los macrófagos intravasculares pulmonares) o están dentro del epitelio, en la lámina propia o en el espacio broncoalveolar.

Los componentes celulares y humorales que pueden desencadenar una respuesta inmune innata y específica también se encuentran en la piel (Sistema inmunitario cutáneo). La IgG y la IgM pueden alcanzar la piel pero las IgA secretoras se producen localmente. Los queratinocitos son capaces de responder a los patógenos activando TLRs y activar la respuesta defensiva inflamatoria / innata.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.3tres3.com

Publicidad