27 de abril de 2017 17:10 PM
Imprimir

Trump: “Si Macri me ayuda con Corea del Norte yo lo ayudo con los limones”

El magnate elogió al argentino: "va a ser un gran presidente".

Mauricio Macri se reunió por primera vez con Donald Trump, que lo recibió en la Casa Blanca en el momento más crítico de su gestión y, al menos en la presentación conjunta, eludió una respuesta sobre la crisis de los limones, uno de los temas que tensiona la relación bilateral.

Macri ingresó a la Casa Blanca a las 11.23 de Washington, acompañado de Juliana Awada. El presidente de los Estados Unidos los recibió junto a su esposa Melania en el Pórtico del Ala Sur de la Casa Blanca, y ambos mandatarios luego se dirigieron al Salón de Recepción Diplomática, antes de trasladarse al Salón Oval para la reunión privada.

En el trayecto al Salón Oval, caminaron por la famosa galería inmortalizada en series y fotos de presidentes norteamericanos. Una aclaración: Todo en la Casa Blanca es más chico de lo que parece en las películas. Se trata después de todo de una casa de estilo colonial de más de 200 años.

Trump permitió que ingrese la prensa y sentado junto a Macri contestó algunas preguntas, salvo la que con insistencia le hacía una colega norteamericano sobre si sigue apoyando a Michel Flynn, su destituido consejero de seguridad cada vez mas comprometido con las investigaciones de los lazos de Rusia a su campaña.

El magnate, al que se lo ve saludable y más joven de lo que aparenta por televisión, elogio a Macri, dijo que “va a ser un gran presidente y por eso lo apoyé”, en lo que acaso haya sido un elegante pase de factura por el apoyo de Macri a Hillary.

“Es un amigo de hace años”, insistió. Lo que dio el pie para que le pregunten si ya que son tan amigos, porque no habilitaba el ingreso de limones argentinos a Estados Unidos. “Es un tema que vamos a estudiar, créanme, los limones pueden ser un gran negocio”, dijo pícaro el presidente norteamericano, para agregar: “Si Macri me ayuda con Corea del Norte yo lo ayudo con los limones”.

Luego de ese breve intercambio, se trasladaron a Cabinet Room donde se alinearon los dos gabinetes para compartir un almuerzo.

En una de las cabeceras se ubicó el yerno de Trunmp, Jared Kushner, hoy el hombre mas cercano al Presidente en la Casa Blanca. Estaba también el jefe de Gabinete, Priebus, a quien se lo vio un poco apocado, ya que internamente lo responsabilizan por la sucesión de fracasos políticos de la administración Trump y la cada vez más conflictiva relación  con el partido republicano que no logró encarrillar, como se esperaba.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: LPO

Publicidad