29 de abril de 2017 05:28 AM
Imprimir

GANADERIA: Valorar los encuentros de capacitación

El INTA trabaja codo a codo con organismos similares del mundo. En Mercosur junto a Chile y Bolivia se llevan adelante investigaciones sobre mejora genética de la papa.

GENERAL ACHA     “Valoramos mucho este tipo de encuentros, porque los productores agropecuarios somos individualistas y, es bueno desensillar un momento para reflexionar, no es fácil”, destacó el presiden te del INTA, Amadeo Nicora, al término de la presentación de una jornada a campo organizada por el IPCVA (Instituto de Promoción de la Carne Vacuna), en la localidad de Perú, La Pampa.
La Pampa es una de las provincias más afectadas por los incendios del último verano, con una superficie abrazada por el fuego que superó los 1,3 millones de hectáreas, con unas 850 mil cabezas afectadas.
El INTA prestó su apoyo y en ese sentido Nicora aseguró que es una provincia que tiene zonas inundadas, otras que están saliendo de los incendios. Situación que pone de manifiesto que “el cambio climático es una realidad, más allá de que se discuta si la culpa es o no del hombre y, es este el punto en el que el INTA comienza a jugar un rol a partir del conocimiento”, puntualizó.
“Juntamos los tres centros regionales: Patagonia Norte, Buenos Aires Sur y La Pampa – San Luis para hacer llegar a los productores muchos concejos para evitar que los campos se quemen o, que hacer si el campo se quemó y a partir de ese punto están las recomendaciones técnicas para salir de la mejor manera posible. Sí estas ambivalencias climáticas se mantienen estables en el tiempo, habrá que definir cuál será la estrategia de los productores y, estoy convencido que es a partir de tecnología y conocimiento y, esto es responsabilidad de instituciones como la nuestra, además de las universidades y algunas instituciones como el Conicet que también hacen aportes. Por eso ponemos toda la tropa a trabajar, junto a los productores”, definió.
Respecto de la relación que se generó en administraciones anteriores entre el INTA y el IPCVA, al igual que con otros organismos, reconoció Nicora que “es una de las políticas de estado que no supimos dar porque la Institución tiene un sistema de anticuerpos que no le permite que se desvíe de sus objetivos grandes”, añadió.
El INTA tiene asignado un presupuesto de 5.400 millones de pesos y ocupa a unas 7200 personas entre directivos, técnicos, administrativos y mantenimiento: “Pensamos que con ese personal el Institución puede seguir trabajando de la misma manera”, reflexionó.
Al respecto el titular del INTA comentó que en la actualidad es muy costoso mantener un organismo de esas características, que pasa en todo el mundo. El 80 por ciento de los recursos se los llevan los gastos fijos, la infraestructura y el personal y el 20 por ciento restante se asigna a la investigación. De acuerdo a lo establecido por el Congreso de la Nación, el INTA tiene capacidad para incorporar unas 700 personas más, pero desde hace varios años no hay partida presupuestaria para financiar a ese personal.
El ente de investigación tecnológica tiene previsto inaugurar en poco tiempo más un laboratorio de nivel P 3 en Salta, que representará una erogación de 1,5 millones de pesos en energía eléctrica para su funcionamiento: “Por eso tenemos que ser inteligentes para salir a la búsqueda de financiamiento que no necesariamente tiene que ser del sector privado, por ejemplo el ministerio de Ciencia y Tecnología, por eso cuando salimos a la búsqueda recursos, tenemos que tener en claro el objetivo de trabajo y después salir a buscar los recursos”, consignó Nicora.
Los ejes principales que caracterizan a la gestión actual pasan por la participación de más de dos mil personas que no forman parte del sistema de gobernanza y para eso se lleva adelante un fuerte trabajo de capacitación de los consejeros que trabajan en el INTA y de los futuros consejeros, junto a otras instituciones.
El otro eje está relacionado con el mandato institucional de generar conocimiento y hacernos responsables de lograr que las producciones se transformen en el lugar de origen que “es el gran desafío que nos estamos planteando para agregar valor. El otro eje es tener una mirada prospectiva de la producción porque el mundo está cambiando. Un cuarto eje es el trabajo muy intenso que se realiza a nivel internacional, se observa una valorización de la institución como cooperación técnica y lo que se busca es que detrás de esa cooperación técnica aparezcan los negocios.
“Estamos en un proceso de trabajar muy fuerte en el ámbito internacional con miradas que tienen que ver con la asociación a organismos internacionales de primer nivel en el mundo, para llevar adelante diversas investigaciones, la innovación tardará más en llegar a nuestro país”, resumió Nicora.
Argentina, como integrante de Mercosur, junto a Chile y Bolivia trabajan en un programa conjunto que se llama Procisur en el desarrollo de plataformas de investigación, como genética de la papa. Hoy son 12.000 investigadores agropecuarios y más de 500 laboratorios e institutos de investigación que trabajan en conjunto.                 Noticias AgroPecuarias

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad