30 de abril de 2017 09:53 AM
Imprimir

Agricultores de EE.UU. defienden el TLC con Canadá y México

La eventual salida de Estados Unidos de dicho acuerdo económico inquieta a los agricultores que quieren preservar su acceso a Canadá y México; segundo y tercer cliente detrás de China.
Desde que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, entró en vigor en 1994, las ventas agrícolas y agroalimentarias estadounidenses hacia esos 2 países aumentaron más rápido que con el resto del mundo: se cuadruplicaron con Canadá y se quintuplicaron con México.
El presidente Donald Trump, empero, no cesa de denunciar el acuerdo por considerarlo “un total desastre para Estados Unidos”.
Trump dijo el jueves que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, lo llamaron para renegociar y no derogar el TLCAN.
Estuve de acuerdo a condición de que si no alcanzamos un acuerdo justo para todos, entonces nosotros romperemos con el TLCAN“, dijo a través de su cuenta en la red social Twitter.
Los productores agrícolas presionan para que el tratado sea preservado. “No queremos volver atrás con México y Canadá”, dijo a la AFP David Salmonsen, directivo de la asociación que nuclea a los granjeros de Estados Unidos, quien amplió y agregó “no queremos que se impongan derechos aduaneros o cualquier tipo de barrera no tarifaria“.
Antiguas disputas
Actualmente, no hay obstáculos para exportar productos estadounidenses a México. También hay libre comercio con Canadá, salvo en lácteos, aves de corral y huevos, productos que suelen despertar controversias bilaterales.
En 2016 Estados Unidos vendió a Canadá más de USD 20 mil 500 millones en productos agrícolas o agroalimentarios: ello equivale al 15 % de todas sus exportaciones. Los principales rubros fueron alimentos procesados, legumbres y frutas.
Antes de iniciar los contactos sobre el TLCAN, Trump aumentó la presión a comienzos de la semana al imponer gravámenes a la madera canadiense para construcción, tema que divide a ambos países desde 35 años.
Esa decisión fue tomada luego de que Washington acusó a Canadá gravar a productos lácteos estadounidenses.
Maíz a México
Es importante solucionar lo que no está funcionando; el comercio de lácteos con Canadá (…) y preservar lo que sí funciona: nuestra relación con México“, dijo Chris Galen, un portavoz de asociación de productores de leche de EE.UU.
“Estados Unidos vendió USD 1.200 millones en lácteos a los consumidores mexicanos lo que representa casi un cuarto de las exportaciones estadounidenses” de esos productos, añadió Galen y señaló que la relación entre ambos países es “vital”.
México le compra productos por USD 17 mil 900 millones a los granjeros estadounidenses, que representa para estos el 13 % de todas sus ventas al exterior.
Empero, las relaciones entre Estados Unidos y México están dañadas por la postura de Trump contra la inmigración y su empeño por construir un muro en la frontera que, además, quiere que lo pague su vecino país.
Los productores de maíz batallan a favor del TLCAN pues México es su principal cliente.
“Queremos hacer todo lo posible para que ese mercado siga abierto”, dijo a la AFP Kurt Hora, de la asociación de cultivadores de maíz del estado de Iowa, principal productor de ese grano en Estados Unidos.
Para cubrirse y tener un arma de negociación, México ya entró en contacto para abastecerse con otros productores como Argentina y Brasil.
Excluyendo la salida del TLCAN, los agricultores estadounidenses esbozan un escenario ideal: modernizar el tratado para conseguir alguna de sus reivindicaciones, como un mayor acceso al mercado canadiense o la armonización de algunas normas
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad