30 de abril de 2017 10:08 AM
Imprimir

Los limones entrarán a EE.UU.

El ministro argentino de la producción admitió que el lunes la Secretaría de Comercio de Washington habilitará la exportación argentina. El tema del biodiésel es más significativo pero no se destraba.

El ministro de la Producción, Francisco Cabrera, anticipó hoy que el lunes próximo la Secretaría de Comercio de Estados Unidos emitirá un comunicado en el que se anunciará el levantamiento de las restricciones para el ingreso de limones frescos argentinos.

“Definitivamente, pedimos hasta el lunes que va a haber un comunicado de la Secretaría de Comercio de los Estados Unidos”, afirmó Cabrera en declaraciones a Radio Mitre, luego de una reunión que mantuvo en Washington con Wilbur Ross, el funcionario a cargo de esa dependencia.

El ministro argentino junto con el secretario de Comercio, Miguel Braun, se reunieron el jueves en la capital estadounidense con Ross, en el marco de la visita que llevó a cabo el presidente Mauricio Macri a su par Donald Trump. “La verdad es que nos fue muy bien. Nos parecía que el tema no era relevante para lo Estados Unidos, pero sí para Argentina”, indicó el ministro de la Producción, quien recordó que “tenemos un déficit comercial con Estados Unidos importante”.

En realidad, Cabrera consideró que para el gobierno argentino la cuestión de los limones es “simbólica”, debido a los bajos montos de dinero involucrados. El funcionario reveló que el presidente norteamericano preguntó “¿qué es esto de los limones?” cuando se llevó a cabo la reunión de trabajo entre los primeros mandatarios y sus colaboradores.

De todas maneras, la eventual apertura del mercado de Estados Unidos significaría la posibilidad de ganar otros mercados, como el de Japón, que es más significativo y que se guía por las normas norteamericanas de admisión o restricción.

Por otro lado, el ministro de Producción informó que hablaron con Ross sobre el conflicto planteado por los productores norteamericanos de biodiésel, que acusan a sus pares argentinos de dumping. “Ellos dicen que debido a las retenciones a la soja, la industria local compra la materia a precio más bajo. Es una cuestión técnica, pero nosotros ya tuvimos un fallo favorable en los tribunales de la OMC”, recordó Cabrera.

La Argentina es uno de los principales productores de biodiésel a nivel mundial, al igual que de limones, tanto en extractos como en frutas frescas. En el caso del biodiésel las exportaciones hacia los Estados Unidos que están en juego suman unos 1.200 millones de dólares anuales, una cifra muy importante si se tiene en cuenta que el déficit con ese país es del orden de los 4.000 millones al año.

Ross tiene previsto arribar a Buenos Aires en junio próximo para continuar con el diálogo comercial bilateral, inaugurado en el marco de la visita del ex presidente Barak Obama al país.

¿La carne también?

Desde el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina consideran que está más cerca la posibilidad de reanudar los envíos de carne vacuna a Estados Unidos, tras el encuentro de Mauricio Macri con su par estadounidense, Donald Trump. El titular del IAPVC, Ulises Forte, dijo que la decisión de ambos gobiernos de resolver cuestiones agrícolas bilaterales pendientes “podría finalmente destrabar el proceso de apertura para la carne argentina: un negocio de 20.000 toneladas que en términos económicos podría alcanzar los 100 millones de dólares anuales”.

El IPCVA especula además que la gestión macrista también promoverá acciones similares con países como China y Japón, que tengan por objetivo el incremento de las ventas hacia esos mercados asiáticos.

Sin embargo el sector ganadero afronta una baja evolución de su oferta. Informes oficiales dan cuenta de un incremento de sólo 800 mil cabezas en el stock ganadero, cifra que ofrece un bajo nivel de productividad. Así el aumento del rodeo sólo ascendió a un 1,5 % interanual, tónica que -de extenderse en el tiempo- no alcanzaría para sostener un importante nivel de ventas al exterior.

El dato

Reintegros

El gobierno nacional anunció un aumento de los reintegros a las exportaciones, que oscila entre el 30 y 80%, con lo cual espera generar en forma indirecta una baja de impuestos a la industria para exportar más valor agregado. Desde el Ministerio de Producción se aseguró que la medida contribuirá a mejorar la competitividad de la industria argentina, con una reducción de la carga fiscal asociada a las exportaciones industriales superior a los U$S 150 millones anuales. Las empresas recuperarán al momento de la venta al exterior, parte de los impuestos que tienen los productos en toda la cadena de producción como ingresos brutos, tasas municipales, impuestos específicos sobre combustibles, derechos de importación sobre partes y piezas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad