1 de mayo de 2017 01:47 AM
Imprimir

Investigadores argentinos aseguran que la piel de las ranas podría combatir el Alzheimer

Científicos de las universidades nacionales del Litoral y de San Luis se inspiraron en un péptido extraído de la “ranita del zorzal” para desarrollar moléculas que inhiben enzimas involucradas en la enfermedad.

Moléculas aisladas de una rana del Litoral podrían inspirar nuevos y más efectivos fármacos para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Eso sostienen investigadores de las universidades nacionales del Litoral (UNL) y de San Luis (UNSL), quienes probaron la eficacia in vitro de cuatro moléculas que recrean la acción de un péptido extraído de la piel de la llamada “ranita del zorzal” o Hypsiboas pullchelus, informó la Agencia CyTA del Instituto Leloir.

En un trabajo previo, científicos de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL habían mostrado que el péptido, bautizado P1-Hp-1971, inhibía de un modo relevante ciertas enzimas (colinesterasas) involucradas en la génesis de la enfermedad, sin dañar los glóbulos rojos humanos.

Ahora, tal como describe la revista “Journal of Peptide Science”, los investigadores usaron herramientas computacionales para diseñar y sintetizar cuatro nuevas moléculas análogas a P1-Hp-1971. “Demostramos que son dos veces más eficaces en la inhibición de esas enzimas”, informó a la Agencia CyTA-Leloir el primer autor del trabajo, el doctor Álvaro Siano, del Laboratorio de Péptidos Bioactivos liderado por la doctora Georgina Tonarelli en el Departamento de Química Orgánica de FBCB de la UNL.

Asimismo, los ensayos in vitro demostraron que las nuevas moléculas no eran tóxicas.

“Ahora estamos realizando más ensayos a fin de profundizar los estudios de estas moléculas como agentes terapéuticos para la enfermedad de Alzheimer, con la expectativa de poder aportar conocimientos que puedan en el futuro mejorar la calidad de vida de los pacientes”, indicó Siano.

Del avance también participó el grupo liderado por el doctor Daniel Enriz en el Instituto Multidisciplinario de Investigaciones Biológicas (IMIBIO-SL), que depende la UNSL y del CONICET.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad