2 de mayo de 2017 14:58 PM
Imprimir

Aprenda las diferencias entre los ryegrass diploides y tetraploides

El pasto ryegrass o raigrás es utilizado por los ganaderos de trópico alto por su resistencia a las bajas temperaturas y plagas, su contenido nutricional y su facilidad para mezclar con otras especies.
El ryegrass es el nombre común de las diversas especies que componen el género Lolium. Aunque es nativo de Europa, Asia y norte del África, se cultiva en casi todo el mundo. De hecho, es el pasto más utilizado en Nueva Zelanda para alimentar a las vacas lecheras.
Se divide en 2 grandes grupos­: ryegrass diploide y tetraploide. De acuerdo con Daiana Uribe, representante de ventas para la Sabana Norte de la empresa Agro Global S.A., la diferencia radica en el número de cromosomas.
Mientras que el diploide tiene 2 juegos de cromosomas por célula (2n), los tetraploides (4n) fueron creados artificialmente por duplicación del número natural de cromosomas de la especie para producir más forraje y hojas anchas.
Los diploides son más rústicos, más resistentes al verano y al pastoreo. Mientras que los tetraploides son pastos mejorados, que producen mayor biomasa y tienen mayor palatabilidad, aunque también son más exigentes en fertilización y agua”, indicó.
Los primeros también se adaptan mejor a los ambientes con restricciones de clima, toleran baja fertilidad y tienden a ser más resistentes a las bajas temperaturas que los segundos.
En cambio, los 4n tienen hojas más grandes, erectas y gruesas. Por su palatabilidad, el consumo animal puede aumentar hasta en 10 % en comparación con los 2n, sobre todo después de los primeros pastoreos pues su contenido en materia seca se incrementa.
Uribe destacó que los segundos son excelentes para ensilaje por su alto potencial de crecimiento y elevado contenido de carbohidratos solubles que favorecen el proceso de fermentación. El silo de ryegrass ofrece mayor contenido de proteína y energía.
“Cada una tiene sus ventajas. La elección depende de las necesidades de las fincas. En aquellas que no tienen mucha disponibilidad de agua, la mejor opción son los diploides”, dijo.
En cambio, la experta señaló que en fincas tecnificadas, que cuentan con un buen manejo de suelos, fertilización y agua, los tetraploides son una mejor alternativa.
Uribe confesó que, en general, los ganaderos no tienen conocimiento de estos 2 grandes grupos y sus diferencias, por lo cual las empresas dedicadas a la venta de semillas les brindan asesoría. Incluso desconocen que existen mezclas entre ambos.
Sin lugar a dudas, el precio también es un diferencial, aunque Uribe no dejó de resaltar que primero se deben analizar las particularidades del predio en donde se va a sembrar.
“Los mejorados son un poco más costosos, entre $20 o $30 mil”, dijo.
De igual manera, si bien todos los ryegrass están destinados para zonas por encima de los 2.200 msnm, en la gran mayoría de municipios hay sitios donde llueve más que en otros, por lo cual un pasto sería más adecuado que otro.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Contexto Ganadero

Publicidad