3 de mayo de 2017 10:30 AM
Imprimir

Exportación cárnica

Las ventas al exterior crecen fuerte, aunque estamos lejos del tiempo de esplendor.

No todo anda mal en la actividad productiva, como parece estar teñido este tiempo, en el cual el entrecruzamiento de críticas y análisis de lo más contrapuestos, fogonean de manera constante este ir y venir de datos confusos y posicionamientos de lo más diversos, según cuales sean los intereses de quienes los pronuncian, y no el sustento que ofrece la realidad. En este caso, la exportación de carne bovina, pegó un fuerte salto de crecimiento en el primer bimestre del presente año, con 42% de aumento con relación a igual lapso de 2016. En total fueron 49.000 toneladas de carne de res, tal lo puntualiza un informe del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC.
Ampliando aún más esta perspectiva, también se da cuenta que en los últimos doce meses los embarques de cortes de carne vacuna llegaron a 248.000 toneladas, lo cual explica una suba de 23% comparado con lo efectuado durante igual etapa entre 2015/2016.
Desde el referido Consorcio se señala que “en un marco de precios deprimidos, las exportaciones argentinas han mejorado respecto de los últimos años, pero la comparación, cuando se extiende a un período más largo revela que existe todavía una brecha importante para igualar la performance histórica”. Es que, debe recordarse que la Argentina llegó a estar entre los primeros puestos de los países exportadores del mundo, compartiendo esas destacadas posiciones con Estados Unidos y Australia -entre otros-, para luego ir retrocediendo sostenidamente en los últimos años hasta quedar undécimo en ese listado de exportadores de carne, incluso detrás de países vecinos como Uruguay y Paraguay, que nunca habían llegado a equipararse con el nivel argentino, y ni que hablar de Brasil, que es hoy uno de los mayores exportadores, cuando algunas décadas pasadas venían sus productores para aprender lo que se hacía en nuestro país. En poco tiempo, aprendieron y copiaron tan bien, que pasaron cómodamente a ocupar nuestro lugar de privilegio, y nosotros en cambio a retroceder aceleradamente.
Claro que aquí se dieron circunstancias muy especiales, adversas por supuesto, durante todo el ciclo del gobierno kirchnerista, con aplicación de medidas sumamente negativas para el sector ganadero, que llevaron a la destrucción del stock, cayendo en unos 12 millones de cabezas, y aún más que eso, incrementando notablemente la eliminación de vientres, y por lo tanto la posibilidad de intentar una recomposición. Ahora, esa tendencia logró comenzar a revertirse, buscando retornar al posicionamiento que tuvo la Argentina en tiempos pasados, aunque si bien están aumentando las exportaciones, todavía estamos muy lejos de los tiempos de esplendor.
Volviendo a esta recolección de datos, digamos que en el mes de febrero pasado las ventas de carnes al exterior llegaron a 25.000 toneladas peso res, constituyendo una suba del 10% respecto a enero, cuando los embarques habían sido de 23.000 toneladas. El valor facturados llegó a 113 millones de dólares, un 17% más que el primer mes del año.
Se destaca también en el informe del Consorcio que “en los dos primeros meses de 2017 los embarques se han mantenido firmes y relativamente estables como consecuencia de la evolución tanto de las carnes enfriadas como congeladas”. Justamente, las exportaciones de carnes enfriadas registraron una suba como consecuencia de la recuperación de las ventas a Chile y los mayores embarques a la Unión Europea, a pesar de la baja que se advierte en la certificación de operaciones por la cuota Hilton, afectada por la menor cantidad de días hábiles.
En cuanto al caso de las carnes congeladas se da cuenta que China fue un actor fundamental debido a la expansión de sus compras -consecuencia directa del crecimiento que tiene su clase media y el cambio de hábitos alimenticios-, como así también Israel. Es por esa razón que el volumen de carnes congeladas logra mantenerse similar al de las enfriadas. Un dato: en febrero se vendieron a China 7.300 toneladas de congeladas por valor de 30 millones de dólares.
Lo importante de este repaso es que el sector está en recuperación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: diariolaopinion.com.ar

Publicidad