5 de mayo de 2017 12:33 PM
Imprimir

El oficialista Venegas pide una paritara de 24% para los peones rurales

El objetivo del Gobierno de fijar paritarias entorno al 20% se vuelve a complicar. Otro gremio está cerca de cerrar en torno al 24%. La sorpresa es que se trata del sindicato de peones rurales, gremio que comanda Geró nimo “Momo” Venegas. Aunque fue el anfitrión de Mauricio Macri en el acto por el día […]

El objetivo del Gobierno de fijar paritarias entorno al 20% se vuelve a complicar. Otro gremio está cerca de cerrar en torno al 24%. La sorpresa es que se trata del sindicato de peones rurales, gremio que comanda Geró

nimo “Momo” Venegas. Aunque fue el anfitrión de Mauricio Macri en el acto por el día del Trabajador, el gremio que comanda busca sellar un acuerdo con los empresarios del sector de frutas y cítricos del Noroeste con subas salariales de al menos cuaro puntos porcentuales por encima de la pretensión oficial. Es el mismo porcentaje que cerraron los bancarios, acuerdo que el Gobierno intentó frenar y que le costó la salida a Carlos Melconian del Banco Nación.

“Estamos intentando la unificación del salario descompensado en los últimos años del kirchnerismo. El anterior Gobierno nos dio muy poco. Buscamos un acuerdo que nivele los salarios”, dijo Venegas a Clarín. Aunque pidió no hacer demasiados comentarios al respecto “porque estamos en plena negociación”, reconoció a este diario que se conformaría con “una actualización del 23% con una cláusula gatillo”. Esta aseveración sorprendió a los empresarios del rubro fructícola, quienes dicen haber recibido un pedido inicial de aumento del 50%.

“Los sindicalistas arrancaron pidiéndonos el 50% y nosotros ofreciendo el 18%. Hoy ya logramos acer- car posiciones en torno al 24%”, explican a Clarín en una empresa líder del sector cítrico. “La iniciativa del 18% de Maru Vidal nos venía muy bien para fijar la referencia, pero aun sigue abierta”, añade.

En el caso de los enrolados de Río Negro, Uatre consiguió a fines de enero un aumento del 35%, que se tradujo en un jornal de $634,90. Según los empresarios del sector, el factor de presión que tienen los gremios es el acuerdo de paritaria del 27% promedio del año pasado, que aún no homologaron. “No lo quieren firmar hasta terminar otras negociaciones”, dicen en el sector.

La discusión salarial no es simple para los peones rurales. Es que una parte importante de su salario de bolsillo es “no remunerativo”, y a las empresas les sirve de condimento indispensable a la hora de negociar aumentos. Aunque los sueldos en este área son variables, puesto que dependen en parte de la productividad que tengan en la cosecha y durante la duración del período de recolección de frutos trabajan por jornal, un sueldo promedio para estos trabajadores oscila entre 10 mil y 12 mil pesos.

Pero en Salta, Tucumán y Jujuy, donde trabajan cerca de 40.000 peones rurales registrados, otra negociación se coló en las paritarias. Es la iniciativa de gobierno de promover el blanqueo de personal. El sector agropecuario es uno de los de mayor tasa de informalidad. Por eso desde Trabajo y Agroindustria elaboraron una propuesta para establecer un fijo de cargas patronales que cada empresa deberá aportar por tonelada producida. Las compañías que incumplan con ese piso de aportes cargarán con la presunción de tener menos empleados en blanco de lo necesario para el volumen de producción alcanzado, y se verán impedidas de comercializarlo.

A cambio cumplir con el “régimen de coresponsabilidad legal”, como denominaron en el sector al acuerdo intrasectorial, los empresarios recibirán un incentivo fiscal, que será el descuento del 25% en las contribuciones patronales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad