5 de mayo de 2017 15:17 PM
Imprimir

Presión impositiva e infraestructura, el déficit del agro

La competitividad argentina como exportador mundial de alimentos se encuentra fuertemente afectada por tres grandes aspectos: la infraestructura; la presión impositiva, y el entorno macroeconómico. Estas tres variables se combinan para ubicar al país en el puesto 104 de competitividad (según el Foro Económico Mundial), por lejos el nivel más alto entre los 15 principales […]

La competitividad argentina como exportador mundial de alimentos se encuentra fuertemente afectada por tres grandes aspectos: la infraestructura; la presión impositiva, y el entorno macroeconómico. Estas tres variables se combinan para ubicar al país en el puesto 104 de competitividad (según el Foro Económico Mundial), por lejos el nivel más alto entre los 15 principales países productores de alimentos del mundo.

De acuerdo con los datos provistos por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales (Ieeyni), de la Sociedad Rural (SRA), la Argentina se ubica en el puesto 15 entre los países exportadores de alimentos (con datos al 2015), con un total de u$s 34.558 millones exportados y un 2% del total de lo exportado a nivel mundial.

Pero más allá de los números, el informe resalta que en términos de competitividad, la Argentina está lejos de los otros países exportadores de alimentos. Así, destaca el trabajo, la India, Australia o Tailandia también exportaron alimentos por cerca de u$s 35.000 millones, pero esos tres países se ubicaron dentro de los primeros 40 puestos en términos de competitividad. “Se está cerca de nuestros competidores en materia de salud, educación, tamaño de mercado y nivel tecnológico, pero tenemos mayor diferencia en materia de infraestructura, entorno macroeconómico, la eficiencia de los mercados y sistema financiero”, destacó Ezequiel De Freijo, analista de la SRA, que presentó el informe en el marco de la jornada “La Agenda de la Competitividad”.

Por ejemplo, en cuanto a la presión impositiva, afirmó que en la Argentina llega al 32% del PBI, igual que la de Estados Unidos, pero muy por arriba de otros exportadores de alimentos como China (28%), Tailandia (22%), Malasia (21%) o Indonesia (14%).

“Comprobamos que la disminución de la presión impositiva genera más producción”, señaló De Freijo que destacó tras la quita de retenciones, aumentó la producción y no se afectó la recaudación. Otra materia pendiente, sostuvo, es el aumento de la inversión, que en la Argentina ronda el 17%/18% del PBI, pero que entre los principales exportadores de alimentos ronda el 25% y 35%. Pero quizá el indicador más débil para el país sea el de Infraestructura, donde se ubica en el puesto 85, de 139 países. El promedio de los 14 países que lideran la exportación de alimentos es el puesto 33.

“Hay una urgente necesidad de bajar los costos logísticos totales del sistema de transporte para alcanzar un mejor posicionamiento de la producción agroindustrial en el mercado internacional”, destacó Julio Calzada, director de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El analista advirtió sobre la oportunidad de mejorar el sistema logístico de cara al vencimiento de las concesiones de ferrocarriles de cargas, así como el vencimiento de la concesión del dragado y balizamiento de la hidrovía Paraná-Paraguay, clave para adecuar y profundizar el Río Paraná en el tramo Timbúes-Puerto San Martín-Océano. “El 43% de las cargas camioneras son granos, carnes y productos regionales”, destacó y enumeró que los principales problemas de la red vial son la falta de pavimentación de la red vial primaria y secundaria; la falta de autopistas y autovías; y la falta de banquinas pavimentadas.

Según el plan del Gobierno, se prevé la construcción de 2800 kilómetros de autopistas; 2500 kilómetros de rutas seguras y 13.000 kilómetros de rutas rehabilitadas para 2019

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Cronista

Publicidad