6 de mayo de 2017 09:55 AM
Imprimir

Fuerte revés para las exportaciones de biodiesel a los Estados Unidos

La USITC aceptó a la demanda contra el combustible por dumping. Peligran USD 1.200 millones de exportaciones

El mismo día que el gobierno de Macri festejó con un video de limones animados la decisión de la administración de Donald Trump de permitir que ese cítrico ingrese a Estados Unidos, se supo que la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos (USITC) decidió este viernes darle curso al reclamo de los productores de biodiesel de ese país para continuar una investigación contra el combustible de origen argentino por supuesta práctica de dumping, es decir, de prácticas desleales de comercio exterior.

El quid pro quo que parece ensayar la administración republicana a días de la visita del presidente Macri a la Casa Rosada es muy desfavorable para la Argentina: Los limones ofrecen un mercado potencial de exportación de 50 millones de dólares como máximo, mientras que el biodiesel argentino ya vende en los Estados Unidos 1200 millones de dólares anuales, siendo la principal exportación de nuestro país a esa potencia.

LPO ya había advertido durante la cobertura de la visita presidencial a Washington que la administración de Trump había decidido enfocarse en el tema de los limones como un gesto a Macri -el republicano incluso bromeó con el tema-, pero al mismo tiempo no había dejado margen a la delegación argentina para avanzar en el mucho más estratégico del biodiesel, que además representa una exportación agroindustrial con alto valor agregado, algo que condice con el discurso neodesarrollista del gobierno de Macri.

Pese a que tras un procedimiento similar, la Organización Mundial de Comercio falló que la Argentina no incurre en prácticas desleales, sino que tiene una eficiencia extraordinaria que le permite mejorar sus costos, el organismo informó en su página web, que se “determinó hoy que hay una indicación razonable de que una industria de los Estados Unidos está materialmente lesionada debido a las importaciones de biodiesel de Argentina e Indonesia que supuestamente son subvencionadas y vendidas en Estados Unidos a un valor inferior al valor razonable”.

“La presidente Rhonda Schmidtlein, el vicepresidente David Johanson y los Comisionados Irving Williamson, Meredith Broadbent y Scott Kieff votaron en forma afirmativa”, informó la USITC. El comunicado señala que “como resultado de las determinaciones afirmativas de la Comisión, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos continuará llevando a cabo sus investigaciones antidumping y compensatorias sobre las importaciones de este producto procedentes de Argentina e Indonesia”.

Fuentes de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) confirmaron a LPO que la decisión se tomó por unanimidad y en panes cinco minutos.

Actualmente el biodiesel representa el 28% de las exportaciones argentinas al gigante del norte, quien a su vez, es el comprador del 90% del biodiesel argentino de exportación. Esta decisión es un golpe demoledor a uno de los segmentos más avanzados de la agroindustria argentina.

Con su decisión, el organismo norteamericano dejó abierta la chance de que se apliquen derechos compensatorios a las importaciones argentinas de hasta el 24%, lo que dejaría a la Argentina fuera del mercado norteamericano, mientras se inicia un largo y tedioso proceso de investigación, que no es otra cosa que el efecto buscado. O sea, una auténtica barrera comercial, por otro lado muy en línea con el discurso proteccionista de Trump.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: LPO

Publicidad