6 de mayo de 2017 10:17 AM
Imprimir

Con la nueva norma de motores, Brasil arranca una era más sustentable

Desde principios de 2017, la maquinaria agrícola brasileña debe estar equipada con motores que reducen la emisión de gases contaminantes.

En Brasil comenzó a regir a principios de este año la nueva normativa para motores agrícolas. Esta legislación es conocida mundialmente como Tier3, pero allí se renombró como MAR1 y con ella se busca el compromiso de bajar la emisión de gases contaminantes para el ambiente.

Para el país vecino, esta norma ya era familiar porque se había adoptado para los motores de todo tipo de transporte en el 2012. Sin embargo, la exigencia para los equipos agrícolas recién llegó este año. De esta forma, todas las empresas que fabriquen motores de más cien caballos vapor (CV) deban ser MAR1/Tier3 y, a partir de enero de 2019, será para máquinas con potencias inferiores a los cien caballos, es decir, recién entonces abarcará a todo el parque de maquinarias.

La norma MAR1/Tier3 implica la denominación a los motores de EGR (Exhaust Gas Recirculation, por sus siglas en inglés) y significa hacer un ajuste en la dirección de los gases de escape hacia la admisión del motor, la cual puede ser mecánica (motores más robustos pero menos eficientes) o electrónica (más eficientes). De esta forma, se bajan las emisiones al ambiente en un 60% y también se produce una baja en el consumo de combustible, reconocen los técnicos especializados.

El desarrollo de esta tecnología derivó a que diferentes empresas brasileras fabricantes de motores sigan trabajando en este tema.

La recirculación de gases en los motores EGR es interna, pero también puede ser externa. Así, en el mercado de máquinas agrícola de ese país ya se ofrecen las alternativas SCR (System Catalitic Reduction, en inglés) o EURO5. Esto motores tienen las características de que los gases de emisión se filtran (o reaccionan químicamente) con urea líquida, la cual se carga en un tanque anexo al escape de la máquina.

Pero, el desarrollo sigue. Una de las reconocidas empresas que fabrica motores para CNH es FPT. Ellos ya probaron con éxito un tractor de cien CV que funciona a gas natural, lo que llevó al uso de biometano como otra alternativa posible, también con destacada performance.

Esto último es un proyecto que llevan adelante en tractores de CNH. Hay que recordar que el biogás se fabrica en los digestores de materia orgánica y que en Argentina las bioenergías surgen como una alternativa viable para agregar valor.

Volviendo a los motores, lo llamativo de esto es que FTP fabrica 15.000 motores por año MAR1-Tier3 en su planta de la provincia de Córdoba, en Argentina, y los exporta a Brasil, México y otros destinos. Entonces, cabe la pregunta: ¿Por qué en Argentina ya no rige esta norma más sustentable, teniendo en cuenta que los motores se hacen a la vuelta de la esquina.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad