9 de mayo de 2017 13:21 PM
Imprimir

Solicitaron modificar modelo agroproductivo en mieles de Uruguay

Si bien existen sospechas de una recuperación en la representación de restos de glifosato en las mieles, la Sociedad Apícola de la República de Uruguay (SAU) piensa que “este inconveniente no tendrá solución si el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) no transforma y cambia el modelo agroproductivo que ha estimulado, marchando hacia un […]

Si bien existen sospechas de una recuperación en la representación de restos de glifosato en las mieles, la Sociedad Apícola de la República de Uruguay (SAU) piensa que “este inconveniente no tendrá solución si el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) no transforma y cambia el modelo agroproductivo que ha estimulado, marchando hacia un método de producción menos tóxico para la biodiversidad vegetal y animal y de menor peligro para la salud humana, sea por exhibición directa o indirecta mediante la contaminación del agua potable y de los alimentos”.

Según reseñó el portal de El Observador de Uruguay, esa concepción fue expuesta por Ruben Riera, representante de la Sociedad Apícola de la República de Uruguay, quien constriñó que “los controles de residuos de glifosato en miel en el territorio nacional y en Europa se encuentran revelando valores menores a los de 2015/16, aunque la averiguación es inconclusa y no oficial”. De todas maneras, “los niveles continúan siendo altos y entorpecen la exportación de miel hacia Europa”, mencionó.

Informó que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca estableció el año pasado una delegación para investigar la ruta de ingreso del glifosato a la miel e identificar las franjas de alto riesgo, pero “lamentablemente, en el mismo período el MGAP en manera unilateral y sin dar ninguna definición a las asociaciones y a la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA) suspende las congregaciones mensuales del Grupo Asesor en Fitosanitarios y Abejas que actúa en el perímetro de la Dirección General de Servicios Agrícolas, porque nuestra gremial opinó desfavorablemente en correspondencia a la habilitación de nuevas mercancías comerciales a base de sulfoxaflor”.

La Sociedad Apícola de la República de Uruguay subrayó en reiteradas oportunidades su preocupación por “la insuficiente derivación que el Poder Ejecutivo le ha entregado a la apicultura. Nuestras solicitudes las hemos declarado ante los ministerios de Ganadería, de Industria y de Economía, siempre acopiamos compromisos para solucionar los problemas, pero pasan años y no tenemos contestación”.

Imagen relacionada

A modo de muestra, manifestó que “hace tres años que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca no cumple lo que impone la Ley 17.115, nombrar la nueva Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola  y a raíz de esa irregularidad la SAU abandonó la CHDA en julio de 2016”; que el MGAP “diluyó de hecho al Grupo Asesor en Fitosanitarios y Abejas”; y que “desde hace años corre el expediente por el cual se requiere disminuir el Imesi en la adquisición de vehículos útiles para la apicultura: en el mes de noviembre del año 2015 el subsecretario del ministerio de Economía dio su palabra de darle curso propicio, pero no existen novedades”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad