10 de mayo de 2017 12:29 PM
Imprimir

Votan en Bélgica prohibir la “faena halal / kosher”

Unánime decisión del parlamento de Valonia.

Un comité de medio ambiente del Parlamento de Valonia en el sur de Bélgica ha votado prohibir la faena de animales sin método de aturdimiento, un requisito para las leyes religiosas de la cashrut judía y el halal musulmán.
El comité votó por unanimidad, para que entre en vigor el 1 de septiembre de 2019. Está previsto que se debata la ley a finales de este mes en la plenaria del Parlamento.
Una legislación similar ha sido propuesta por el parlamento en el norte de Bélgica, Flandes – la región flamenca.
La shejitá, el método judío de sacrificio de animales, requiere que sean conscientes cuando se les corta la garganta, una práctica que los críticos dicen que es cruel, pero que los defensores insisten en que es más humano que los métodos mecanizados utilizados en mataderos no casher. Los musulmanes sacrifican animales de un modo similar, aunque con menos restricciones, para producir carne halal.
El Presidente del Congreso Judío Europeo, el Dr. Moshe Kantor, calificó la decisión de “escandalosa”.
“Esta decisión, en el corazón de Europa occidental y el centro de la Unión Europea, envía un terrible mensaje a las comunidades judías en todo nuestro continente de que los judíos no son deseados. Ataca el núcleo mismo de nuestra cultura y nuestra práctica religiosa y nuestra condición de ciudadanos iguales con igualdad de derechos en una sociedad democrática. Ayuda a los antisemitas y a los intolerantes de otras comunidades y creencias”, dijo Kantor, prometiendo “no descansar hasta que esta prohibición sea anulada y los judíos en Europa puedan practicar sus derechos religiosos más básicos”.
El mes pasado, Philippe Markiewicz, presidente de la organización Consistoire de la judería belga, responsable de la prestación de servicios religiosos, pidió a los legisladores de la región valona que no “repitan los actos nazis”.
“El último ataque a la faena casher fue en octubre de 1940 bajo la ocupación nazi porque sabían lo importante que era para los judíos”, dijo Markiewicz durante un discurso en la ciudad de Namur en el Parlamento de Valonia. Esta declaración es inusual porque los funcionarios de la comunidad judía rara vez hacen comparaciones entre las cuestiones actuales y la ocupación nazi, que sigue siendo un tema sensible en Bélgica.
La votación parlamentaria en la región valona, que sólo tiene unos pocos cientos de judíos, sigue un acuerdo en marzo que impone limitaciones a la faena ritual en la región flamenca, donde vive la mitad de la población judía belga de 40.000 personas. Los restantes 20.000 viven en la región de Bruselas.
En Europa, las costumbres judías y musulmanas han unido a opositores tanto de los círculos liberales que citan el bienestar animal como su principal preocupación y nacionalistas de derecha que ven la costumbre como ajena a las culturas de sus países.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad