11 de mayo de 2017 09:02 AM
Imprimir

Se reunió la Comisión de Seguimiento de Merluza

El análisis de las capturas y el estado biológico del recurso dominaron la agenda del encuentro. También se abordó la situación del abadejo.

La Comisión de Seguimiento de la Pesquería de Merluza Común se reunió el pasado martes en la sede del Consejo Federal Pesquero. El encuentro citó a funcionarios y diversos representantes de la industria.

Tomaron parte el subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe; el director nacional de Coordinación Pesquera, Juan Bosch; el representante bonaerense ante el Consejo Francisco Di Leva, junto al de Santa Cruz y Tierra del Fuego. A ellos, se sumaron investigadores del Inidep.

Por la parte empresaria estuvieron Sebastián Agliano y Fernando Smiriglio (Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera), Oscar Fortunato (Cepa), Cesar Ciciotti, Miguel Di Costanzo, Mariano González (Udipa) y José Ramacci (Cámara de Armadores).

Según pudo saber Pescare.com.ar, en primer término, la Coordinación de Gestión de Pesquerías presentó datos sobre los desembarques registrados en el período 2016-2017 y se informó que el reporte sobre cuotas ya fue elevado al Consejo.

Stock sur

Por su parte, el Inidep presentó la evaluación del stock sur a partir de la información obtenida en la campaña realizada el año pasado.

“Los resultados de las campañas más recientes indican que la población se encuentra en un nivel de biomasa media con respecto a la serie histórica”, señalaron. Atento a esta circunstancia, el instituto sugirió mantener un manejo precautorio.

Esto implicaría sostener las actuales dimensiones del área de veda patagónica, diseñada para la protección de juveniles y minimizar la captura no deseada de ese grupo de individuos, tanto en pesca dirigida como incidental.

Stock norte

Respecto al efectivo norte, los investigadores expusieron que si bien se advierte una leve recuperación en años recientes, sigue estando por debajo de los puntos biológicos de referencia.

Por caso, la relación stock/recluta estimada muestra que el recurso se encuentra en sobrepesca de reclutamiento, lo cual indica que la biomasa reproductiva está tan disminuida que podría comprometer a la descendencia.

Sin embargo, la captura de la flota argentina en el área norte aumentó casi el 50 por ciento entre 2013 y 2016, alcanzando las 30 mil toneladas. Claro que como contrapartida, entre 2012 y 2016 cayeron un 60 por ciento las capturas de la flota uruguaya.

Abadejo

Durante la reunión también hubo lugar para abordar la situación del abadejo. Así, se puso de manifiesto que entre 2007 y 2016 la captura total disminuyó un 77 por ciento y que la argentina bajó un 84 por ciento, ubicándose en las 3.200 toneladas anuales.

En tanto, la Cámara de Armadores presentó mapas de navegación, donde se identifican los pozos de abadejo a partir de material proporcionado por los capitanes, con el foco puesto las áreas recientemente vedadas.

“A fin de disponer de esta información para incluirla en los análisis del Inidep, se acuerda realizar la brevedad una reunión en el instituto con algunos capitanes que puedan ofrecer precisiones”, determinaron los presentes

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Pescare

Publicidad