11 de mayo de 2017 19:40 PM
Imprimir

Nacieron las primeras hembras bovinas del Programa de Mejoramiento Genético

El Gobierno de la Provincia busca introducir al Valle de Lerma, genética de raza Holstein, proveniente de los mejores planteles de razas lecheras de los Estados Unidos. La idea es generar un cambio en el potencial genético de los establecimientos.

El Gobierno de la Provincia de Salta y la Cámara Regional de la Producción llevan adelante la ejecución del Programa de Mejoramiento Genético para los tambos salteños. En el marco de la iniciativa nacieron en Salta las primeras hembras bovinas de raza Holstein.

El objetivo es producir un salto cualitativo genético, mejorando el rodeo salteño buscando obtener dadoras que se repliquen en Salta sin la necesidad de realizar nuevas importaciones, informaron desde el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable, y agregaron que los sistemas de producción lechera más exitosos del mundo tienen en la genética la base donde se sustenta todo el andamiaje productivo.

Actualmente funcionarios de la Dirección General de Ganadería, dependiente de la Secretaría de Asuntos Agrarios, realizan recorridas por los distintos establecimientos para tener contacto con los productores, y conocer las crías que nacieron en el ámbito del programa de mejoramiento genético.

De esta manera, y a medida que las hembras nacidas se desarrollan, continúan las actividades para replicar el programa en todo el Valle de Lerma.

Para ello adquirieron 225 embriones tipo 1, calidad excelente, TPI superiores a 2000, que fueron importados de los Estados Unidos. Los embriones se distribuyeron entre unos 20 productores lecheros salteños con la finalidad de potenciar la productividad y calidad de la cuenca lechera en Salta.

La raza Holstein se destaca por una alta producción de leche, carne y su buena adaptabilidad. Esas características hicieron que fuera adoptada en ganaderías de numerosos países, siendo actualmente la raza más común en todo el mundo en granjas para la producción vacuna de leche. El animal nace con un peso aproximado de 40 kilogramos, las vacas llegan a pesar alrededor de 600 kilogramos, mientras que los toros alcanzan hasta los 1000

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad