11 de mayo de 2017 21:18 PM
Imprimir

La CE extiende a las importaciones de cítricos argentinos las medidas de control contra la mancha negra

La Comisión Europa (CE) ha modificado la Decisión 2016/715 para añadir a Argentina a los países (Brasil, Sudáfrica y Uruguay) a los que ya exige medidas especiales para prevenir la introducción y propagación entre los cítricos de la Unión Europea (UE) de la mancha negra. La nueva normativa -la Decisión de Ejecución (UE) 2017/801-, publicada […]

La Comisión Europa (CE) ha modificado la Decisión 2016/715 para añadir a Argentina a los países (Brasil, Sudáfrica y Uruguay) a los que ya exige medidas especiales para prevenir la introducción y propagación entre los cítricos de la Unión Europea (UE) de la mancha negra.

La nueva normativa -la Decisión de Ejecución (UE) 2017/801-, publicada este jueves 11 en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), precisa que las medidas sobre las partidas de cítricos argentinos para evitar la entrada de este organismo nocivo se aplicará a partir del 5 de junio.

 

la CE ha llegado a la conclusión de que los controles fitosanitarios en Argentina no garantizan suficientemente la ausencia de la mancha negra

 

El texto explica que desde la adopción de la Decisión 2016/715, “los Estados miembros notificaron en repetidas ocasiones interceptaciones de ‘Phyllosticta citricarpa’, a raíz de sus inspecciones de importaciones de los frutos especificados originarios de Argentina”.

“La CE ha evaluado estas interceptaciones recurrentes y ha llegado a la conclusión de que los controles fitosanitarios en Argentina no garantizan suficientemente la ausencia de la mancha negra añade después de considerar a este organismo nocivo “una amenaza significativa para el cultivo de cítricos de la UE”.

Cada importación de cítricos argentinos, a partir del 5 de junio, ha de ir acompañada de un certificado fitosanitario y una declaración suplementaria en la que se confirme que la parcela de cultivo ha sido sometida a tratamientos contra la mancha negra después del comienzo del último ciclo vegetativo.

Esa declaración también ha de especificar que se ha efectuado una inspección oficial adecuada en la parcela de producción durante el período de crecimiento y no se han observado manchas negras en el fruto.

La nueva disposición también hace obligatoria para los cítricos argentinos con destino al mercado comunitario una declaración de que entre la llegada y el envasado en las instalaciones de envasado se ha tomado una muestra de 600 frutos de cada especie como mínimo por cada 30 toneladas que confirma que no tienen la enfermedad

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad