12 de mayo de 2017 11:50 AM
Imprimir

El campo habla . . . . .

El tema de la semana fue el encuentro de las entidades con el Gobierno y una vez más se puso sobre la mesa la necesidad de bajar los costos y la falta de competitividad. El clima también sigue preocupando y ocupando al sector. Veamos

… que, a diferencia de otros períodos, en los últimos días los principales encuentros se dieron entre dirigentes del sector y autoridades, al punto que el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el encargado de recibir a las entidades, acompañado de Gustavo Lopetegui como si ya no quisieran “intermediarios” en las conversaciones. Sorprendentemente, la Mesa de Enlace Agropecuaria volvió a la actividad. Los números de la inflación que no aflojan, la falta de inversiones en la magnitud que se esperaban y el hecho de que el campo aparece como uno de los pocos con performance positiva (aunque no con las cifras que pretenden algunos funcionarios), habría sido determinante para el cambio de actitud, a la que se suma la orden presidencial de incrementar fuertemente las exportaciones “de cualquier forma”, y los productos agroindustriales son los únicos con alguna chance. Esto enmarcó también la voluminosa comitiva empresaria, encabezada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que salió para China, Japón y otros destinos de la región en otro intento de incrementar las ventas externas, aunque en el caso de la carne, las expectativas son muy bajas, en primer lugar, por la falta de competitividad que afecta a todos los sectores en general, y en este caso en particular, porque falta hacienda de exportación para hacerlo.

… que los alertas del lado del campo no son menores. Además del clima, que sigue provocando estragos en muchas zonas, varios rubros siguen cuesta abajo, tal el caso de la lechería, o la fruticultura. Incluso, llamó la atención que hasta se suspendiera la tradicional Fiesta del Maíz en la ciudad de Chacabuco por la situación que vive la localidad. Aunque seguramente no era lo que Peña quería escuchar, el tema de costos y falta de competitividad estuvo sobre la mesa. Un análisis hecho por la Bolsa de la provincia de Córdoba muestra, por ejemplo, que sólo por el transporte de la cosecha (alrededor de 27 millones de toneladas), los productores van a desembolsar más de 1.000 millones de dólares, lo que representa el 23% de los ingresos brutos de los agricultores. El transporte hacia al puerto demandaría más de 750.000 camiones. Por supuesto que la situación se repite en todos los puntos del país, aunque se agudiza en los más alejados dada la mayor incidencia de los fletes. Eso se comentaba en el noroeste al darse inicio a la actual zafra azucarera, que tuvo también un desarrollo complicado por el clima, con seca en el arranque y excesos hídricos luego, lo que determinará una recolección levemente por debajo de la de 2016, confían en el gigante Ledesma al iniciar esta semana la cosecha.

… que, aunque son muy pocos en el Gobierno los que saben sobre comercio exterior (lo que no ayuda al deseo del Presidente de aumentar fuertemente las exportaciones), y queda en evidencia en cada participación que tienen, se espera que se “afilen” un poco para la Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se realizará en Buenos Aires en diciembre próximo. Por ahora, la punta de lanza siguen siendo los empresarios que buscan todas las alternativas, aunque, obviamente, nadie “regala” un mercado, mientras las paraarancelarias están a la orden del día, como ocurrió con los langostinos a Brasil todavía “amparados”, y que representan un negocio de unos 400 millones de dólares que está perdiendo la Argentina, o la Cuota pendiente de carne a los Estados Unidos que representa unos 200 millones de dólares. Así se comentaba en el almuerzo de la Cámara de Feed Lot donde su titular, José Luis Triviño recalcaba con insistencia sobre la necesidad de abrir nuevos mercados de alto poder adquisitivo. Es que como en otros muchos casos, la dependencia absoluta del mercado interno vuelve muy frágil la situación, y también ineficiente. Por eso también llamó la atención el rumor de que Córdoba estaría intentando bajar el peso de faena de 300 kilos para las hembras, lo que va absolutamente en contra de toda lógica que, más vale, debe tender a aumentar el peso de faena como una forma de aumentar más rápidamente la acotada producción de carne.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero S.M.

Publicidad