13 de mayo de 2017 02:43 AM
Imprimir

“Las empresas van hacia un nuevo modelo como parte de su evolución”

Lo aseguró Francisco Lugano, vicepresidente de Aacrea, respecto al futuro que se viene en el campo.

1- ¿Cuál es el diagnóstico que trazas de la agricultura actual?

Cuando hago un balance de la campaña actual me gusta describirla como que tuvo acontecimientos de alta severidad y baja incidencia. Es decir, mientras algunos productores están todavía muy complicados con los excesos hídricos, hay otros que cosechan rendimientos excelentes en sus cultivos. En sintonía, recuerdo que en el verano, en el sudeste bonaerense, la región padecía una fuerte sequía mientras otros productores estaban totalemente inundados. A pesar de ser una campaña de fuertes contrastes, los resultados serán muy buenos que viene de un proceso de mejora desde el año pasado y seguirá creciendo en los próximos años.

2- Y del negocio, ¿cuál es tu visión?

Para hablar del estado del negocio, recuerdo los últimos datos que nos dieron las empresas del Movimiento en una encuesta trimestral que hacemos tradicionalmente. Un 57 por ciento de las empresas coincidieron en que este es el momento de hacer inversiones. Relacionándolo con lo que viene está vinculado, sin dudas, con su intención de invertir en tecnología porque hay un 23 por ciento de empresas que tienen la intención de volver a sembrar cultivos de invierno y esto también significa volver a las prácticas sostenibles.

3- ¿Considerás que se está formando un nuevo modelo agrícola desde lo organizacional, empresarial y productivo?

Pienso que, invariablemente, todas las empresas agropecuarias evolucionan en todas las direcciones y eso las lleva a organizarse de otra manera. Asimismo, sucede que el negocio demanda otro tipo de estrategia y la sociedad también pide a los productores otra consciencia, con prácticas más sustentables.

4- ¿Cuáles son las discusiones urgentes (vinculadas al corto plazo) y las interesantes (vinculadas a lo que vendrá) de la agricultura?

Entre los temas urgentes está lo asociado con la biotecnología y la ley de propiedad intelectual. En este sentido, considero que hay intereses repartidos y es muy importante que haya concordancia para que se resuelva de manera favorable. Asimismo, como productor lechero, es clave que los tamberos recuperen el valor por su producto y establecer una cadena más transparente. Esto último es una discusión que no se dio durante años y es imperante que ocurra. Entre los interesantes está la creciente incorporación de tecnología y las mejores prácticas agrícolas, lo cual hay que potenciarlo aun más. Esto es sumamente optimista porque significa que produciremos más y mejor.

5- ¿Qué rol tendrá la bioeconomía en lo que viene?

Me parece que la bioeconomía no se viene, ya está entre nosotros y está girando en la órbita de los producción agropecuaria nacional. Esto se nota, sobre todo, en las ciudades del interior donde el agregado de valor, como primera instancia, es una cuestión muy evidente. Hay otra dimensión bioeconómica, que es la que se viene, y se trata de los productores agropecuarios invirtiendo para producir energía a partir de productos o subproductos agropecuarios. Este es el gran desafío.

6- ¿Cómo imaginas a la agricultura, la ganadería y la lechería en cinco años?

En materia lechera considero que vamos a un modelo mucho más pastoril, de alta cargas, y produciendo leche a menores costos. En esta actividad está cambiando la perspectiva del negocio hacia un modelo menos intensivo. Con respecto a la ganadería, un espacio que hoy está en un gran momento, la postal del mañana es logrando una mayor producción de carne. En el norte del país, la actividad tiene un altísimo potencial, pero para explorarlo necesita una mayor infraestructura. Y, respecto a la agricultura, las respuestas son más rápidas pensando en el largo plazo ya que conocemos perfectamente cuál es el potencial al que podemos aspirar si practicamos rotaciones, fertilizamos y tenemos las reglas de juego claras.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad