15 de mayo de 2017 06:31 AM
Imprimir

Uruguay : Empresas afectadas por altos stocks y bajas ventas en la región

Multinacionales como Bunge y ADM recortan sus pronósticos de ganancias.

Los abultados stocks de granos en el mundo junto a la lenta comercialización, especialmente de soja desde América del Sur, les pegan en la línea de flotación a los grandes gigantes agrícolas.

En la primera semana de mayo, Bunge y Archer Daniels Midland (ADM) publicaron sus resultados trimestrales con comentarios de sus principales ejecutivos que dejaron en evidencia los menores márgenes generados por las altas existencias y bajos precios del sector junto a la retención de los productores.

Eso se vio reflejado en un fuerte ajuste negativo en las acciones de ambas multinacionales.

Bunge reportó que en el primer trimestre del año las ganancias de su unidad de negocios agrícolas, antes del pago de intereses e impuestos, llegaron a US$ 109 millones, una caída de 61% respecto a igual período del año pasado.

En el caso de ADM la rentabilidad fue superior a la esperada pero –al igual que Bunge– sus acciones registraron un fuerte descenso.

Ambas compañías revelaron que redujeron sus proyecciones de ganancias para 2017, debido a los menores márgenes previstos en la comercialización de granos.

 

 

Soren Schroder, CEO de Bunge, dijo que “el lento ritmo de ventas de los productores en América del Sur comprimió los márgenes en el segmento de agronegocios y llevó a un desempeño trimestral menor al esperado. Los agricultores en América del Sur están en proceso de cosechar una producción récord de soja y maíz, de la cual 70% todavía debe ser comercializado”, apuntó el ejecutivo.

Bunge recortó sus proyecciones sobre las ganancias antes del pago de impuestos e intereses para todo 2017 entre US$ 800 y US$ 925 millones, frente a un rango estimado en febrero entre US$ 895 y US$ 1.050 millones. La recuperación se consolidaría en la segunda mitad del año.

Thomas Boehlert, el director financiero de la compañía, indicó que esta mejora en la segunda mitad del año se dará cuando entre al mercado un mayor volumen de la producción de América del Sur.

En Brasil, según la consultora Celeres, hasta el 5 de mayo los productores habían comercializado un volumen equivalente a 50% de la producción estimada contra 46% del mes anterior y 65% del promedio de los últimos años para la fecha.

En Argentina –según datos oficiales– se habían dado ventas por 30% de la producción, pero solo un volumen equivalente a 9% de la cosecha tenía precio fijado.

ADM reportó ganancias mayores a lo esperado en el primer trimestre, pero sus acciones se desplomaron porque la compañía recortó su proyección de rentabilidad para el año.

La gigante agrícola espera ahora un retorno sobre capital invertido de 9%, una caída de un punto porcentual respecto a la estimación previa.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad