15 de mayo de 2017 10:48 AM
Imprimir

Los chinos admiran el Malbec y el fútbol argentino

Las relaciones entre Argentina y China se están fortaleciendo con la visita del presidente Macri al gigante oriental. Aquí te contamos porque hay admiración mutua entre las dos naciones.

Fútbol pero sobre todo Lionel Messi, el vino, los langostinos y la célebre canción Don°t cry for me, Argentina son las primeras referencias de los chinos y chinas cuando se les pregunta por Argentina, país participante a través del presidente Mauricio Macri del I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, un ambiciosa iniciativa liderada por el gigante asiático.

Por estas horas, 28 líderes mundiales discuten a puertas cerradas en el centro de convenciones en Yanqi Lake a una hora de Beijing- la construcción conjunta de la La Franja y la ruta, el proyecto de grandes arterias comercial que lidera China para abrirse al mundo y conectar continentes,

Mientras los líderes discuten lo que se perfila como el nuevo orden económico internacional de la mano de China, la segunda potencia mundial y el segundo socio comercial de Argentina, un país a las antípodas que inspira alegría y sentimientos positivos entre los chinos.

“Malbec es una especie de uva única, ¿no??”, es lo primero que se pregunta Liu Shixin, de 40 años, una amante de los vinos a quien se le ilumina la cara cuando nombran Argentina. Y enseguida recuerda otra cosa: “Mi hijo es fanático de Messi”, dice.

“Muchos entrenadores de fútbol argentinos están viniendo a trabajar a Beijing para enseñarle a los más chicos”, agrega. Y es cierto, uno de los acuerdos chino-argentino está relacionado al fútbol, y más allá de la figura local en China, Carlos Tevez, Macri inaugurará mañana una escuela en la capital china, donde los profesores de fútbol serán argentinos.

Zhao Hui, un periodista que habla español un idioma que en China tiene cada vez más adeptos entre los jóvenes de Beijing, dice que para ellos “es muy importante el intercambio cultural porque es clave mejorar la interacción con el mundo”.

“Pero lo que primero le viene a la cabeza a un chino cuando se le dicen Argentina es el fútbol. Cuando Xi Jinping fue a la Argentina en 2016, el principal rumor que corría acá era que le habían obsequiado una camiseta de Messi”, recuerda Zhao.

“Pero también, los langostinos que comen los chinos son argentinos y a muchos les suena el tango y el vino”, subrayó. En un análisis más profundo, el periodista de 36 años, dice que “en China cuando asumió Macri hubo incertidumbre y escepticismo porque fue un cambio radical. Pero durante este año y medio de interacción, las sospechas negativas se disiparon y ahora hay muchos proyectos juntos”.

Incluso, cuenta, que cuando los argentinos vienen a China “no pueden creer que es un país tan desarrollado”. Zhang Mengxu, editor del diario People°s Daily de China, coincide que “las relaciones son cada vez mejores con el paso de los años y cada vez hay mejores resultados en términos económicos, de comercio e infraestructura, y también el fútbol es muy bienvenido”

La participación de Argentina en la iniciativa La franja y la ruta como un socio más es muy importante; el presidente Xi invitó al país a ser parte y bajo este marco, las relaciones serán cada vez más fuerte y amistosas. “Me interesaría saber más, visitar Argentina en el futuro”, desliza Ji Peijuan, una joven pekinesa camarógrafa, quien confiesa que están “muy felices que Argentina participe en el Foro”.

En algo más coinciden todos: la canción más famosa de las lejanas pampas es “Don°t cry for me, Argentina”, en la versión de Madonna.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad