16 de mayo de 2017 01:32 AM
Imprimir

Argentina acordará con China la habilitación para exportar un mayor volumen de carne

El año pasado los envíos significaron ingresos de divisas por u$s218 millones.

Con la presencia del presidente Mauricio Macri, la Argentina buscará desde hoy cerrar un nuevo acuerdo comercial para la apertura de un mayor volumen de carne vacuna que hasta el 2016 le sumo al país divisas por u$s218 millones a partir de la exportación de productos congelados. El objetivo será ahora lograr el envío de menudencias y carne con hueso.

Hoy China es el principal país comprador de la carne bovina argentina tanto en volumen como en ingresos. El año pasado importó 52.793 toneladas, pero ésta fueron solamente de productos congelados sin hueso.

Desde hace tiempo la Argentina impulsa una mayor apertura.

Por eso todo estará puesto en que los chinos abran el abanico y permitan por un lado el acceso de carne vacuna con hueso y de las menudencias, éstas últimas ingresan vía Hong Kong bajo el control de China.

Las fuentes de la industria consultadas resaltaron que no hay tanto interés “por mandar carne enfriada dado que se trata de un nicho” y si por el contrario de “la carne con hueso donde Uruguay ya lleva la delantera”.

Sucede que el envío de la enfriada en barco tarda 45 días superando el tiempo de vida útil que tiene el producto para la venta que ronda entre los 30 a 60 días, esto significa que para que llegue hasta el consumidor sólo se tiene 15 días restantes. El uso de avión no sólo es costoso sino también el cuidado de la cadena de frío, lo que encarece aún más.

Se entiende entonces que las posibilidades de ganar con este producto el mercado chino es no sólo escaso sino que sería de un volumen ínfimo.

Por eso la industria insiste y “fuerte” con que se exporte carne con hueso cuyo valor si bien es bajo (u$s3.000 la tonelada) versus los u$s8.000 del enfriado, el éxito pasa por el mayor volumen que hoy es ocupado únicamente en la región por Uruguay.

Sin embargo desde el gobierno no opinan lo mismo. “Uno de los puntos del temario entre las comitivas de ambos países será la apertura del mercado para la carne enfriada”, confirmó el subsecretario de Ganadería y consejero por el Estado en el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Rodrigo Troncoso, quien a la vez adelantó que otro de los temas que estarán incluidos en la negociación será cómo mejorar la habilitación de plantas frigoríficas para el mercado chino: “vamos a pedir que el pre-listing lo podamos hacer nosotros desde la Argentina”.

Duro trabajo tendrá Macri. La relación entre la Argentina y China siempre estuvo signada por el déficit comercial. Ellos siempre importaron productos primarios donde se destaca la soja con alrededor de 9 millones de toneladas para abastecer sus fábricas; mientras acá ingresan las manufacturas como juguetes, textiles o tecnología.

Un trabajo de la Universidad Nacional de Avellaneda sostiene que los productos textiles subió un 50% en el primer cuatrimestre de 2017, mientras que la compra de vehículos chinos se incrementó en un 33 por ciento.

EXPORTACIONES

Pekín, el primer importador durante 2017

La República Popular China resultó el primer destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros tres meses de 2017 con aproximadamente 17.900 toneladas, seguido por Israel, 6.800 toneladas; y luego por Chile, 6.700 toneladas.

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado también fue China, que representa un (25%) del valor total exportado, seguido por Alemania (21% del total), e Israel (15%).

En comparación con 2016, los destinos de Marruecos, China, y Rusia muestran las mayores tasas de crecimiento.

Chile y Brasil, más moderado; y hubo caídas de los envíos hacia la UE, con excepción de Italia, e Israel.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista La Chacra

Publicidad