17 de mayo de 2017 12:44 PM
Imprimir

“Con la Ley de Semillas tenemos que defender a los desarrolladores nacionales

Esa es la posición del presidente de la Comisión de Agricultura en la Cámara de Diputados, Gilberto Alegre. Critica al gobierno porque considera no propicia la aprobación de una nueva normativa.

Para el diputado del Frente Renovador y presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, Gilberto Alegre; la nueva Ley de Semillas no sale por que el Gobierno nacional no propicia su sanción.

  • La Ley de Semillas, embarrada hasta las rodillas
  • La falta de nuevas tecnologías le cuesta al productor U$S 10.000 millones
  • Syngenta propone una “tarifa social sojera” para el uso propio

Alegre, ex intendente de General Villegas y productor agropecuario, participó del Congreso Imagina realizado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada) y mantuvo una entrevista con Agrovoz en la que dio su parecer en torno a por qué esta normativa, clave para normalizar el mercado de semillas y la comercialización de la cosecha, sigue sin tener avances claros.

–¿Por qué está trabado el debate por una nueva Ley de Semillas?
–En la Comisión el proyecto está, hemos venido hablando con la industria y las entidades gremiales, y hay posibilidades de que salga adelante, pero el que no lo propicia es el gobierno, que mandó un proyecto de ley que, cuando el mundo va para la derecha, lo que proponen va para la izquierda, y así es muy difícil.

–¿La industria está de acuerdo? Se hablaba de internas entre “grandes” y “chicas”…
–Con la Ley de Semillas, lo que debemos defender son los desarrolladores tecnológicos nacionales. Algunos dicen: “esa ley es Monsanto” y, al contrario, a Monsanto le conviene que no haya ley, porque si no hay ley son los únicos que cobran las regalías. El negocio de las semillas es de mil millones de dólares y va a seguir siéndolo, lo que hay que resolver es cuánto puede participar el sector tecnológico argentino en esos mil millones de dólares. Si no sacamos una nueva ley, vamos a contribuir a que ese sector tecnológico desaparezca y todo el negocio se lo lleven las grandes firmas multinacionales.

–El presidente de Acsoja dijo recientemente que las inversiones se están yendo a otros países.
–Todos se están yendo a hacer desarrollos a Ecuador o Nicaragua, o a Brasil, porque acá no hay protección. Lo que debe lograr la Ley de Semillas es defender la soberanía nacional en la investigación, y darle lugar a todos los desarrolladores tecnológicos con buenos salarios y buenos pagos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: AgroVoz

Publicidad