17 de mayo de 2017 22:59 PM
Imprimir

Carne uruguaya apunta a diferenciación en China

Conformaron grupo de trabajo para fomentar trazabilidad.

El gobierno chino invitó a Uruguay a formar parte de un grupo de trabajo y una asociación estratégica basada en la complementación para fomentar la trazabilidad integrada y mejora de la calidad de la carne y otros productos.

“Hoy hay una definición de transitar por un proceso en el cual se promueva la trazabilidad mediante una certificación en origen que no tiene nada que ver con la del Instituto Nacional de Carnes (INAC) o la del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) hacen”, dijo el ministro de Ganadería Tabaré Aguerre, desde China al portal Rurales El País.

Aguerre reconoció que esa nueva certificación que se pretende impulsar, formará parte de la diferenciación de la carne uruguaya en el mercado chino, que hoy acapara el 52% de la producción, cuando hace seis años atrás sólo importaba menudencias desde Uruguay.

El secretario de Estado dijo que esa nueva certificación “debe ser opcional y no vinculante. Es algo así como la que tiene Certicarnes (la certificadora de INAC) para la carne producida bajo el protocolo Never Ever III con Estados Unidos (libre de hormonas y antibióticos) o la que le pide a la industria un cliente determinado de la Unión Europea, para certificar determinados atributos”.

Aguerre afirmó que Uruguay tiene que “seguir manteniendo sus ventajas competitivas, la genética de sus animales, la base productiva pastoril, sin hormonas, sin antibióticos como promotores de crecimiento, con altos estándares de seguridad y trazabilidad, pero tal vez dentro de unos años se tenga que intensificar el proceso de terminación”.

Consideró que la cadena cárnica uruguaya debe seguir trabajando en “imponer el concepto de carne preferentemente a pasto, pero no exclusivamente a pasto. No será pecado incorporar el grano en algunas etapas (como hoy se hace para la cuota cárnica 481 de la Unión Europea)”.

 Mirando al futuro, Aguerre consideró que dentro de seis años el mercado chino “tendrá una segmentación en la calidad que será importante para Uruguay” y dijo que aspira a que el país ocupe “el lugar de Australia en cortes de alto valor, con las características de la carne uruguaya, con la imagen de origen de Uruguay y si tengo la autoridad sanitaria que quiere fomentar la trazabilidad y le interesa mirar a Uruguay, para mí, eso solo me facilita determinadas cosas”.

En 2016, China aumentó su volumen global de compras en un 6%, pasando a ubicarse entre los mayores importadores del mundo, junto a Estados Unidos y Japón. Su activa participación explica la evolución positiva que ha tenido el comercio mundial de carne vacuna en este período.

El menor volumen de ventas de Australia por problemas climáticos, dejó espacios para países del Mercosur. En 2016, del total de importaciones de carne bovina enfriada y congelada, Brasil representó el 32% y Uruguay el segundo lugar, con una cuarta parte de dicho total, según INAC. Según datos brindados por China Meat Association y obtenidos de la Administración General de Aduanas, entre enero y marzo de 2017, Uruguay fue el primer proveedor de carne y productos cárnicos de China (49.400 toneladas) seguido por Australia (46.400 toneladas) y Brasil (26.500 toneladas).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Pais

Publicidad